Deporte

Llega un apasionante deporte extremo: pared trampolín

Cuando el ser humano se aburre, busca. Y en esa búsqueda, hará lo que sea por divertirse. Destreza y peligro se mezclan en esta disciplina que aprovecha dos cosas muy conocidas y de su mezcla logra un fabuloso espectáculo.

 

 

A no engañarse: estamos en presencia de atletas. Lo cual es una forma de decir que no lo intenten en casa (salvo que sean atletas, por supuesto). Es sumamente bello ver a estos hombres rebotar contra la colchoneta de nuestras querida infancia, elevarse y hacer múltiples giros y piruetas, con una destreza admirable.

Noticia relacionada: Un ejercicio muy divertido… y un tanto riesgoso

 

La compañía, dirigida por el canadiense Christophe Hamel,  se llama Flip Fabrique. Viéndolos, dan ganas de probarlo, de caminar por las paredes como ellos y de jugar con tanta libertad, pero ya mirarlos pasándola así de bien da gusto.

 

 

La tendencia, como tantas otras, comienza a expandirse por el mundo. Si bien tuvo sus orígenes en 2012, ahora está empezando a ganar la notoriedad que se merece, y es de esperarse que pronto se convierta en una disciplina competitiva, donde representantes de todas partes puedan calzarse la calcita y deslumbrarnos con la magia de sus movimientos.

Noticia relacionada: Judío ortodoxo practica deportes extremos

Visto en 9gagTV

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Buenas noticias relacionadas