Mundo

Valparaíso planta 300 hectáreas de áreas verdes públicas

La ciudad chilena lanzó un Plan de Reconstrucción luego de sufrir incendios, a partir del cual transformará sus quebradas en un extenso parque metropolitano. Recreación y a la vez prevención.

 

Buendiario-valparaiso-parque-metropolitano

 

Valparaíso destaca por sus imponentes cerros, por sus casas de colores y su arquitectura histórica, por su increíble vista al mar, por su museo a cielo abierto, por sus ricos restoranes y por muchas otras cosas que la convierten en Patrimonio de la Humanidad y en la ciudad chilena más visitada por extranjeros.Pero le faltan áreas verdes. Según el informe urbano realizado por la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE), en Valparaíso apenas existen poco más de dos metros cuadrados por habitante de parques, plazas o jardines públicos. Pero esta realidad cambiará pronto gracias al Plan de Reconstrucción tras el incendio del 12 de abril de 2014, que incluirá un parque metropolitano y espacios públicos en siete quebradas.

Con el objetivo de disminuir los riesgos de incendios y reducir el déficit de áreas verdes, se construirá el primer Parque Metropolitano de Valparaíso en siete cuencas de la ciudad. Se cuenta con la disponibilidad de al menos 300 hectáreas que actualmente funcionan como microbasurales. En este momento, el Ministerio de Obras Públicas estudia planes hidráulicos de 30 quebradas para avanzar con el proyecto, que empezó con la reposición de escaleras, nuevos espacios públicos, muros de contención y calzadas que permitirán estabilizar el terreno de 100 casas ubicadas en el sector.

El proyecto de urbanización se completará a fines de año y para el decano de la Facultad de Arquitectura de la Universidad de Valparaíso, éste, además, generará defensas ante eventuales nuevos siniestros. “Esto potencia una reserva medioambiental como la quebrada San Francisco, que nace en la Cordillera de la Costa y es un brazo verde que se interna en la ciudad. Es interesante conservar estas quebradas y habilitar un goce controlado de los porteños y, a la vez, que sirvan para controlar aluviones y preservar una arborización autóctona que mantiene suelos húmedos, lo que permite contrarrestar incendios”, afirmó.

Con el fin de prevenir futuros incendios, se creó un programa de control de microbasurales con el fin de evitar focos de riesgo de incendio en un trabajo conjunto con los vecinos de los sectores afectados. Se suma a esto una fuerte inversión en transporte público, que consiste en extender las redes de trolebuses y reforzar su flota, crear una estación intermodal entre estos y el Metro de Valparaíso, incorporar más trenes, construir tres nuevos ascensores en los cerros afectados por el incendio y poner en valor los antiguos, entre otras medidas.

Los incendios, parece, han dado nueva vida al tradicional puerto chileno, ahora más bello que nunca.

Visto en El definido

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas