Sociedad

Valladolid: primera concejal con síndrome de Down

Ángela Bachiller se ha convertido en la primera concejal con síndrome de Down de España; emocionada, juró su cargo en el Ayuntamiento de Valladolid, donde hace treinta años que lucha por la integración social.

 

 

Lo que hoy se pudo ver en el Ayuntamiento de Valladolid no debería llamarle la atención a nadie: una joven auxiliar administrativa estaba allí sentada, con su recién estrenada medalla de concejal. A pesar de tener síndrome de Down, la joven Bachiller emite una imagen de normalidad, de una política más, “normal”. “Es una joven preparada, educada” y discreta”, en palabras de Isabel Guerra, su madre.

Noticia relacionada: Logran anular el cromosoma que produce el síndrome de Down

Bachiller hjuró cumplir y hacer cumplir la Constitución española, visiblemente emocioada. “Gracias por todo, por haberme dado la confianza”, dijo al alcalde de Valladolid, Javier León de la Riva, quien enmarcó el juramento del cargo dentro de la política de apoyo a la integración de las personas con discapacidad del Consistorio vallisoletano.

La familia de Bachiller “ha luchado desde el minuto uno en el que nació”, según contó su madre, quien al traerla al mundo se dijo que se daba “un día para llorar y toda una vida para trabajar”. Isabel, enfermera de profesión, se mostró orgullosa de su hija, por su “valentía” y por “no tirar la toalla”.

Noticia relacionada: Mujer con discapacidad es elegida Miss Iowa

Para que este memorable momento se produjera, la madre de Ángela dice haberle ofrecido “mucho amor, mucha disciplina, mucho trabajo y una vida normalizada en todo”, sin hacer distinciones con su otra hija, Lara, de 33 años, que trabaja como Policía Nacional en Barcelona, y que es un referente para Ángela. Así, le deseó a Ángela que disfrute lo que le pasa, por merecerlo.

 

buendiario primera concejal sindrome down espana valladolid angela bachiller 1

Angela en el Ayuntamiento de Valladolid

 

“Ángela no te voy a levantar” era lo que la madre decía a su hija para que aprenda a ser fuerte, y por eso ahora Isabel reclama que “lo que hoy se ve como extraordinario pase a ser lo normal”, y que no se tome esto como un cargo culposo dado por el Ayuntamiento para hacer buena letra.

Noticia relacionada: Personas con discapacidad reclaman asistencia sexual

Los abuelos asturianos Juani y Ángel, a sus 86 años, no han querido perderse el momento, pero también acompañaron a la joven sus compañeros de la Asociación Síndrome de Down y Memé González, su profesora durante 19 años, quien destacó de ella su perfeccionismo, su vitalidad, su alegría, y su actividad.

Ángela dice haber dormido bien, aunque estaba “algo nerviosa”, y que se vistió coquetamente para la ocasión, aferrándose a “la humildad y la sencillez” que le han inculcado para dar la cara en un día donde no vale por lo que no tiene sino por lo que es.

Visto en La Vanguardia

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas