Acción / Reacción

Usan ciencia para crear un “tornado de whisky”

Bompas & Parr, una sociedad dedicada a estudiar las cualidades de ciertas comidas para producir arte, han conspirado junto a científicos del King´s College de Londres para crear el “primero tornado de whisky del mundo”, apelando a precisas técnicas científicas para ofrecer “un engaño alcohólico de alto diseño”.

 

Bompass and Parr's whisky tornado

La sociedad de británicos formada por Sam Bompas y Henry Parr se lanzó a sorprender al mundo en 2007, cuando comenzaron a utilizar a la gelatina para los más exóticos e inusuales fines, construyendo arquitecturas comestibles gelatinosas. Su minuciosidad y detallismo pronto los volvieron famosos, y así ganaron numerosos concursos, como la Competencia de Diseño y Arquitectura en Gelatina organizada por el Festival de Arquitectura de Londres. La gelatina fue estudiada en sus múltiples facetas por este dúo: cambiaron su textura, hicieron que su sabor cambiara dentro de la boca, la hicieron brillar en la oscuridad e incluso modificaron su olor, como parte de los preparativos para los Juegos Olímpicos de Londres 2012. Ciencia aplicada al diseño y la comida, ni más ni menos.

Pero esta vez, el extravagante dúo no trabajó con la esponjosa materia, sino que se propuso crear una instalación para la muestra Feed Your Mind (Alimenta tu mente), título que recibió el Festival de comidas e ideas organizado por el King´s College de Londres. La idea fue utilizar potentes humificadores y presión de aire negativa para crear una columna giratoria de vapor de whisky, que puede ser bebido.

El alto nivel de humedad “mejora la percepción del sabor” y, aún más importante, “emborracha más fácilmente”.

Bombas y Parr saben de los riesgos de esta seductora propuesta y por eso nos incitan a inhalar responsablemente: “Inhalar el Tornado de Whisky es intoxicante, dado que el alcohol es absorbido a través de los pulmones y va directo a la sangre, evitando así pasar por el hígado”. La idea es probar, como un buen gourmet, y seguir viaje.

Bompass and Parr's whisky tornado

Es probable que muchos de los lectores se pregunten ¿Para qué hacer una cosa así?, pero probablemente otros tantos se pregunten ¿Por qué un tornado? Bueno, es Sam Bompas el que explica que se trata de una metáfota sobre “el impacto que el clima escocés tiene sobre la formación de sabor en el whisky. La luz solar, la teperatura, las lluvias y la humedad contribuyen al aroma distintivo que uno encuentra en la sustancia espirituosa.”

El proyecto se relaciona directamente con una iniciativa más pasiva y menos regulada, propuesta por el diseñador Marti Guixe, quien, en 2004, creó una niebla inevitable de gin tonic, o “Niebla de Gato”, la cual cubre el aire de la habitación que uno ocupa.

Bompass and Parr's whisky tornado

El creativo dúo científico-culinario, que antes de esto – en 2011 – había sido responsable de crear un lago de gelatina verde que uno podía atravesar remando, ya ofreció esta instalación con gran éxito de público el pasado viernes 15 y lo volverá a hacer este viernes 22, en Feed Your Mind. Es de espertarse que las entradas se agoten a suma velocidad, con huestes de amantes del whisky ansiosos por probar el nuevo método.

Visto en Design Week

 

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas