Efemérides bd

Urnas. En femenino y en plural

Por Nicolás Moretti

Nos resulta inconcebible en estos tiempos imaginarnos determinados contextos sociales, existentes durante décadas en nuestro país y en el mundo. Afortunadamente las sociedades avanzan, algunas con más premura, otras con más convicción, pero avanzan. Los casos de retroceso nítido en los vínculos sociales son cada vez menores. Y eso es una excelente noticia.

 

Buendiario-urnas-voto-femenino-plural

 

Denostadas de maneras insólitas a lo largo de los siglos, martirizadas, despreciadas. Incluso declaradas “incapaces” por algún Código Civil del siglo XIX (el nuestro, lamentablemente). Las mujeres han sido objeto de múltiples actos de privación de derechos de todo tipo. Para la ley eran poco menos que minusválidas, o eternas menores de edad absolutamente dependientes de un padre o de un esposo, en caso de casarse. Quedaban completamente afuera de la vida como ciudadanas, y se intentaba que no sean titulares de su conciencia y de sus deseos. Los ejemplos son inagotables. Pura misoginia.

En esta ocasión, recordaremos una de las conquistas sociales más importantes de nuestra historia contemporánea. El voto femenino. Este logro no tiene color político, mas allá de haber sido promulgado en pleno peronismo por su referente popular más importante, una mujer, Eva Perón. La lucha por el sufragio realmente universal comenzó a principios del siglo XX, con la creación de parte de Alicia Moreau de Justo del Comité Pro-Sufragio Femenino. Esto influyó decididamente en que Buenos Aires sea, durante largos años, una de las ciudades sudamericanas con más efervescencia en pos de los derechos femeninos.

A partir de ahora podríamos comenzar a contarles todos los sucesos políticos y sociales que tuvieron como objetivo lograr el sufragio universal. Empezando por Alicia Moreau de Justo, Elvira Rawson y sus participaciones influyentes en el campo socialista. Pasando por Susana Larguia y Victoria Ocampo y la Unión de Mujeres Argentinas de 1938, trascendental en años de una dirigencia retrograda, y las 22 iniciativas legislativas desde 1911 en adelante hasta la sanción de la ley, casi cuarenta años mas tarde.

No los vamos a aburrir con tantos datos. Simplemente recordemos que el 23 de Septiembre de 1947 fue promulgada la ley 13.010, que comenzaba con estas líneas: “Las mujeres argentinas tendrán los mismos derechos políticos y estarán sujetas a las mismas obligaciones que les acuerdan o imponen las leyes a los varones argentinos”.

Salud!

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas