Feliz no cumpleaños

Una moción de amor sensata

Una carta que agradece y demanda. Recuerdos y enseñanzas que quedan para siempre y que son el sostén de la tormenta. La respuesta y el deseo deberán ser complacidos.

 

Hola Tío, ¿cómo estás?

Ya te imagino sonriendo porque la carta está escrita a mano. Hace mucho que no nos vemos y no estoy seguro de que la vayas a recibir, espero que si, te extraño.

Ni te culpo ni te reto, sé que estás donde siempre quisiste, aunque nos cueste estar incomunicados.

¿Y tu novia? ¿Y tu perra? ¿Se acordarán de mí? Te mando una foto de esa tarde que me cargaste en tus hombros y nos fuimos a caminar bajo el sol. Si, yo caminaba también.

 

Buendiario-carta-familia

 

Mamá y papá no me la hacen fácil, pero cuando ellos gritan yo trato de recordar esos momentos en los cuales podías venir a rescatarme y me hacías reír entre tanto quilombo.

Todos mis compañeros ya escuchan al Indio, y eso gracias a vos que ya me lo hacías escuchar desde bebito. A Rayuela no me animé todavía, pero en la próxima carta seguro que tendrás novedades.

Tío, necesito que me sigas enseñando, papá y mamá pelean por plata y días como si yo fuera un objeto. Me quieren y también me aturden.
¿Y sabés cómo te quiero yo a vos? Adivino que te vas a sonrojar, pero sos mucho más que mi tío. A todo el mundo le hablo de vos. Ya son muchos años sin vernos y soy chico, necesito que me repases tus historias y me cuentes nuevas.

Tengo nuestras fotos en mi cajón y las recomendaciones que me dejaste escritas en un lugar que yo solo sé. No quiero que nadie las encuentre y las destruya.
Alguien que también te quiere mucho y que me dice que te extraña horrores me está ayudando a escribir la carta. Bien redactada es otra cosa, ¿no? Tal vez la próxima no me auxilie nadie y reirás con mis ocurrentes apreciaciones.

No me resigno a no ser feliz. Mi sonrisa me destaca y mi sensibilidad me cuentan que te la heredé. Es difícil, a veces me siento solo.
Además del colegio, juego al fútbol e intento tocar la guitarra y el piano. Trato de escribir las letras de las canciones y el profe me ayuda con los ritmos. Cuando tenga algo terminado te lo voy a mandar.

Insisto tío, ¿sabés cuánto te quiero yo a vos? Vení a buscarme y vamos a jugar. Contame cuentos, yo también puedo contarte. Ahora ya soy más grande y puedo compartir mis días con vos. Si mamá y papá se enojan, ya no me interesa.

Te quiero más de lo que te imaginás y sé que vos también a mí, vamos juntos a ese lugar tan encantador en el que dicen que vivís. Sos mi moción de amor sensata.

Ojalá leas estas líneas.

Un abrazo infinito, tu sobrino.

Periodista y Productor, con pasado en Televisión Digital Abierta, TyC Sports y Rock and Pop
Twitter: @yagoyago84

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas