Mundo

Una alemana hace 17 años que vive sin dinero

Lo que comenzó como un “experimento” se ha convertido más bien en la filosofía de vida de Heidemarie Schwermer, que desde 1996 se esfuerza en demostrar que vivir sin dinero es posible. Una historia de vida.

 

Una mujer alemana vive hace 17 años sin gastar dinero

En el año 1996, Heidemarie Schwermer decidió vivir sin dinero. En Alemania, y en el resto de Europa, su gesto se percibió más bien como una excentricidad. Sin embargo, son ya 17 años y ahí sigue. Primero vivió sin marcos y ahora sin euros. Su “experimento” se ha convertido más bien en una filosofía de vida: “Gib und Nimm” (“Da y Toma”).

La experiencia dio pie a un libro y ahora a una película: ‘Living without money’ (‘Vivir sin dinero’).Cumplidos ya los 70, Heidemarie huye de los protagonismos pero se esfuerza en demostrar que vivir sin dinero es posible.

Una mujer alemana vive hace 17 años sin gastar dinero

“Empecé a hacerlo por la situación del mundo. Porque me parece injusto que haya gente que muera de hambre mientras nosotros derrochamos a diario la comida. Yo llevaba una vida acomodada, pero sentí la necesidad de hacer algo diferente. Ahora mi mensaje es más relevante si cabe. La gente me toma más en serio porque sienten que algo debe cambiar”.

“Para mí, el grupo fue una buena manera de empezar a actuar de un modo diferente”, reconoce Heidemarie. “Pero la idea es ir más allá. El cambio -con o sin dinero- ha de comenzar con uno mismo, a la altura de la conciencia. Creo que la filosofía de “dar y tomar” puede aplicarse fácilmente a la vida “normal”. Cuando cambiemos de mentalidad y descubramos que hay vida, más allá de lo que podamos comprar por dinero, será realmente cuando acabe de tomar cuerpo eso que ahora llamamos la “economía compartida”.

He aquí el trailer del documental que fue filmado inspirándose en la vida de ésta mujer. Está en inglés con subtítulos en ingles:

Visto en El sol online

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas