Buen Samaritano

Un verdadero héroe: cruzó el país para cumplir un sueño

Bryce tiene siete años y hace tres meses le diagnosticaron cáncer; su sueño era conocer a Superman y el policía Damon Cole lo hizo realidad.

 

Buendiario-Superheroe-Niños-Solidaridad

 

Esta historia tiene un final feliz y un superhéroe, pero no es ficción. Se trata de un policía de Dallas llamado Damon Cole, padre de una niña de siete años y gran esposo. Dedica su vida a cuidar la de otros, y como si fuese por auténtica vocación, también lo hace en su tiempo libre, cueste lo que cueste. Un buen samaritano: el policía condujo durante once horas para, vestido de Supeman, sorprender a Bryce Shottel, un niño de siete años al que hace tres meses le diagnosticaron cáncer linfático y soñaba conocer a su admirado superhéroe.

A través de facebook conoció al pequeño Bryce, su historia y su admiración por el personaje. “Enseguida pensé en mi hija de siete años, en lo difícil que sería para nosotros enfrentarnos a algo así”, contó el agente Cole. Se lamentó, como seguro lo hizo también todo aquel que haya visto esa publicación, que haya conocido la historia del niño. Pero él hizo la diferencia: sintió que no podía quedar así, que debía hacer algo especial, algo que alegre la vida de ese pequeño. Y demostró que sólo es cuestión de querer: corrió a alquilar un traje de Superman y llenó el tanque de su vehículo. Antes de arrancar, llamó a la familia Shottel y preguntó si podía sorprenderlo, a lo que por supuesto respondieron que sí.

De Dallas a Smithton hay medio día de viaje en auto. Nada le importó, la sonrisa de su admirador al ver a su ídolo, el traje que le regaló, el abrazo y el día compartido con el valiente y fuerte Bryce, le fue enormemente gratificante. “Cualquiera puede ir a una tienda, comprar un disfraz y ponérselo ante un crío, pero lo que marca la diferencia es cómo interactúas con ellos. Si les hablas de otras cosas, les ayudas a olvidar lo que les ocurre”, explicó Damon profundamente emocionado.

Es con o sin el traje un héore para Bryce y su familia. Pero como se trata de la vida real, este héore no es inmune a las adversidades: en el camino de vuelta a su casa, el agente Cole sufrió un accidente. Como prueba de que todo vuelve y de que la suerte existe, salió ileso, aunque su auto quedó destrozado. En acto de buena fe, sus compañeros policías quisieron solidarizarse, y ayudarlo con los costos de los arreglos, pero otra vez Damon Cole sorprendió a la humanidad negando recibir tal ayuda y pidiendo que a cambio, ese dinero sea obsequiado a la familia Shottel: “para algo tengo seguro, la familia Shottel lo necesita más”.

Comprobado, los infortunios y las desgracias pasan, pero siempre hay quienes estén dispuestos a hacer de este mundo, un lugar mejor. Bryce tiene un nuevo amigo, con el que ya pactó una próxima visita. Damon obtuvo lo que quería, recordar a alguien lo que es ser feliz.

Visto en abc.es

Nota editada por Agus Caballero.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas