Deporte

Un objetivo osado: cruzar sobre soga el Gran Cañón

El artista del riesgo Nikolas Wallenda se entrena duro últimamente, con el ambicioso objetivo de cruzar el Gran Cañón del Colorado caminando sobre la soga. El riesgo no es sólo la gran altura a la que caminará, sino los vientos, que pueden ser de hasta 150 kilómetros por hora.

 

 

El antecedente de su tatarabuelo, el mítico Karl Wallenda – quien murió al caer mientras caminaba sobre una soga en Puerto Rico, promediando 1978 – no lo asusta ni lo detiene. Nik Wallenda va a todo o nada, comprometido con la misión de su vida: ofrecer el más osado de los espectáculos, poniendo su vida en juego a cada paso. A eso se debe que el hombre de 34 años entrene noche y día, pensando en su gran objetivo próximo: atravesar 400 metros que se separan un extremo de otro del Gran Cañón, en Arizona. ¿Podrá hacerlo, estará a la altura del desafío?

Nota relacionada: Abuela cumple 102 y se tira en paracaídas

Wallenda comenzó a caminar en la cuerda floja a la edad de cuatro años y es miembro de la séptima generación de los “Flying Wallendas”, familia de acróbatas. Sus antepasados ​​han sido artistas de circo desde 1700 y han desafiado a la muerte, en actos de equilibrio sin redes. Nik alcanzó la fama personal cuando consiguió cruzar las famosas Cataratas del Niágara en 2012. El viernes 15 de junio del año pasado, el acróbata realizó dicha proeza en un tiempo de 25 minutos, caminando sobre una cuerda de 457 metros de longitud y de 5 cm de grosor, montada sobre las cataratas Horseshoe. Así se convirtió en la primera persona en realizar una hazaña de ese tipo. Ahora, el riesgo es aún más grande, pero también las ganas y la preparación. ¡Ánimo, Nick!

Visto en The Guardian

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas