Sociedad

Tras 20 años en la marina se revela como mujer

Chris Beck trabajó más de 20 años en forma encubierta para la marina del Ejército de EE.UU. Pero siempre ocultó su secreto más personal: se sentía una mujer atrapada en el cuerpo de un hombre.

 

Buendiario - Tras 20 anos en la marina se revela como mujer

El antes y el después de Kris, una mujer completa y feliz.

 

El mundo de Chris era machista y violento. Participó de misiones encubiertas por el Océano Pacífico y  Medio Oriente hasta su retiro poco más de 1 año atrás. Pero el pasado febrero su vida cambió para siempre al modificar su foto de perfil de LinkedIn y reemplazarla con la de una hermosa mujer sonriente, alta y de cabello oscuro, con la bandera de EE.UU de fondo.

Nota relacionada: Nueva serie televisiva de rabinos transgénero.

Me estoy quitando todos mis disfraces y anunciándole al mundo mi verdadera identidad como mujer”, escribió. Sin demasiado pre aviso, Chris se había convertido en Kristin. Sabía que no había marcha atrás en la decisión de hacer pública su historia, solo le quedaba esperar la aceptación de sus viejos compañeros de cuartel.

Soy lo que soy

Kristin antes era un chico rudo, participó de las misiones militares más peligrosas y difíciles del mundo e incluso llegó a formar parte del equipo a cargo de la operación que dio muerte a Osama Bin Laden en Pakistán, en mayo de 2011.

Fiel al código moral de los Navy Seal, nunca se animó a revelar públicamente su transexualidad y transcurrió su carrera ajustado dentro de los inquebrantables valores de integridad, lealtad y confianza. Aunque para algunos fue difícil aceptar su decisión, la respuesta que recibió fue abrumadoramente positiva.

Nota relacionada: Arrepentido: antes “curaba” gays, ahora sale del clóset.

Antes de que su historia se propagara, Kristin decidió contarla en sus propias palabras y escribió el libro “Princesa guerrera: el camino de un Navy Seal para reconocer su transexualidad” junto con Anne Speckhard, profesora de psiquiatría de la Universidad de Georgetown, en Washington. Allí recuerda su niñez en un hogar conservador y religioso, y  sus reiterados intentos de suprimir su verdadera identidad –al comprar a escondidas ropa de mujer- y de sus dos matrimonios fallidos.

Estaba tratando de vivir tres vidas“, dice Kristin. “Tenía una vida secreta con mi identidad femenina, otra con el equipo de los Navy Seal y una más en mi hogar, con mi esposa, hijos, padres y amigos. La gente veía fragmentos de mi verdadera personalidad, pero la mayoría no me conocía realmente“.

 

Buendiario - Tras 20 anos en la marina se revela como mujer2

Más de 20 años sirviendo a la marina de EE.UU., con una inquebrantable imagen y aparente moral.

 

Cuenta que durante  años trató de enfrentar el shock postraumático de haber enfrentado tantas muertes y tanto dolor inclinándose a la cerveza y a las motos. Pero, para su sorpresa, reconocer su transexualidad ha tenido un enorme y casi instantáneo efecto: “Ahora duermo mejor y ya no estoy tan molesta, y eso es sencillamente porque me siento más feliz. Muchas personas me han dicho: ‘Kris, es la primera vez que te veo sonreír’“, comenta emocionada.

Don’t ask, don’t tell

La derogación en 2011 de la legendaria política de las armadas estadounidenses conocida como “no preguntes, no cuentes” terminó por fin con la prohibición de que personas abiertamente homosexuales formen parte de las fuerzas armadas. Sin embargo, esto no llegó a aplicarse todavía a transexuales, quienes pueden ser dados de baja si son descubiertos.

Nota relacionada: Beto y Enrique, de Plaza Sésamo, nuevos íconos gay.

Kristin cree que esta política puede -y debería- cambiar. Propone que el personal que siente que pertenece a otro sexo sea designado en función del género dentro de las fuerzas armadas. “Es una condición humana. Los militares necesitan dejar de lado el tema del género y mirar a sus integrantes como personas, no como hombres o mujeres, y entender que ese individuo puede hacer un gran trabajo. Podría ser analista de inteligencia o encargarme de la seguridad en un puesto de control“.

 

Buendiario - Tras 20 anos en la marina se revela como mujer3

 

Una mujer con propósito

Kristin siente que está cumpliendo una nueva función como portavoz no oficial de la comunidad transexual, y lo hace con el mismo espíritu guerrero que la caracterizó durante su carrera militar: con liderazgo y compromiso absoluto. “Creo que he salvado varias vidas. He recibido correos electrónicos desgarradores de gente que vive con dolor en medio del prejuicio, y eso hace que lo que estoy haciendo valga la pena“.

Nota relacionada: Comité Olímpico pide a Rusia que no discrimine a gays.

También he recibido mensajes de hombres heterosexuales que me agradecen por el servicio que le he prestado a nuestro país. Me dicen que no entendían de qué se trataba la transexualidad, pero que ahora sí“, dice Kristin.

El miedo a lo desconocido es el principal problema, y creo que leer mi libro ha ayudado a desterrar ese miedo. No voy a hacerle daño a nadie, no es contagioso. Sencillamente, soy yo“.

 

Visto en BBC Mundo

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas