Acción / Reacción

Traje se vuelve transparente al mentir

El estudio Roosegaarde, bajo las órdenes del diseñador y fanático de las vocales, Daan Roosegaarde, siempre está en la vanguardia. Ya antes nos deslumbró cuando el estudio presentó “la ruta 66 del futuro”, equipada con luces, advertencias y fotos de copos de nieve. Pero ahora Roosegaarde se lanza a un nuevo emprendiento: Intimacy Project, alias “El Proyecto Intimidad”.

 

El Intimacy Project tiene que ver con la creación de telas inteligentes, que no son más que una serie de aparatitos que pueden utilizarse sobre la piel y que desarrollan varias funciones, o sea, ropa tecnológica. Estas telas interactúan con la luz, el sonido, la corriente eléctrica y, por sobre todas las cosas, pueden volverse transparentes u opacas. Según explica Roosegaarde, esto se logra a través de “filamentos sensibles a la electricidad”, aunque elige no revelar cómo funcionan.

Los primeros lanzamientos de la empresa se tratran de prendas femeninas super sexys, que se vuelven transparentes cuando las impacta un rayo de luz intenso (como puede ser, por ejemplo, el flash de un fotógrafo). También pueden cambiar según qué tan “excitado” está el usuario de las prendas. Pero también están en desarrollo las prendas masculinas, que no son ni más ni menos que trajes hechos para hacer negocios. La particularidad es que el traje se vuelve transparente cada vez que quien lo lleva miente. Los tests de polígrafo, el método más comunmente utilizado para detectar si alguien miente, dependen de funciones corporales como la transpiración y el ritmo cardíaco. Esto, llevado al terreno de las fibras, da lugar a una nueva indumentaria comercial que pretende lograr transparencia y sinceridad, al adherir a la piel una vestimenta que no nos permite mentir.

Visto en PopSci

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas