¿Es o No es?

Tinder empieza a cobrar a quien da “me gusta” a todos

La aplicación para tener romances a través del celular castigará a los usuarios indiscriminados. ¿Está bien que se fuerce a la gente a usar la aplicación de cierto modo o cada cual la debe usar como le place?

 

Buendiario-tinder-plus-cobrar-likes-1

Exceso de likes, penalidad.

 

Llegó Tinder Plus, la versión premium de Tinder, y ya dio un disgusto a los usuarios más activos y compulsivos. La nueva versión penalizan algunos comportamientos en la versión gratuita y solo se permiten caprichos a los que están dispuestos a pagar. Además, el pago no es igual para todos: los precios oscilan entre los 3 y los 20 dólares, según si uno es menor o mayor de 30.

Con un millón de usuarios nuevos cada semana, la aplicación funciona como un juego: uno ve fotos de personas y seleccionar quiénes le gustan. Desplazarlos a la derecha (un “swipe a la derecha”) es un “me gusta”. Si el usuario es correspondido, Tinder se lo notifica con un ¡match! y ahí empieza el diálogo. Pero existen unos usuarios llamados “narcisistas indiscriminados” que dan “me gusta” a todos para acceder directamente a quienes los eligieron a ellos.

El problema de estos usuarios es que se quedan con los que quieren y bloquean al resto. Por eso ahora, la versión gratuita de Tinder limitará los swipes a la derecha. Un portavoz de la compañía afirma que lo hacen para que la gente haga elecciones de “calidad y más honestas”. Quienes quieran a todos tendrán que pagar. Se habla de que el tiempo es un factor crucial: demasiado swipes en tantas horas, o demasiados swipes a la derecha por día. Habrá, por supuesto, un algoritmo.

 

Buendiario-tinder-plus-cobrar-likes-2

Hay límites para los viciosos

 

Otras prestaciones del Tinder Plus son el botón rewind (rebobinado), que permite recuperar al último perfil que se haya descartado, y la opción passport, para cambiar la ubicación y conectar con personas de cualquier lugar del mundo antes de un viaje. Es su parte lúdica la que situó a Tinder por encima de otras apps de búsqueda de pareja. Pero ahora la compañía parece interesada en que sus usuarios se tomen más en serio su vida sentimental y sexual. “Hay un pequeño número de usuarios que solo hace desplazamientos a la derecha para garantizar encontrarse con aquellos que ya los han elegido”, explican desde Tinder.

“Cuando te conviertes en una compañía grande con diferentes tipos de usuarios tienes que tomar decisiones que no van a gustar a todos, pero hay que hacer lo mejor para la comunidad”, explica Sean Rad, cofundador de la empresa. Pero atención: hay quien dice que el verdadero motivo de la versión Plus es el dinero: la compañía triplicó sus usuarios activos al mes desde que lanzó el servicio premium. Y parece que la versión gratuita tiene los días contados.

Rossette Pambakian, directiva de la compañía, explicó que sus “estudios demográficos” sugerían que 20 dólares es una cantidad aceptable para usuarios a los que se les presuponen ingresos más estables. Tinder, parece, se hizo adulto. La normalización de los encuentros sexuales casuales es uno de los grandes cambios de la conducta sexual humana reciente, pero nadie imaginó que los primeros en ponerse serios iban a ser los creadores del monstruo.

¿Qué opinan? ¿Está bien que se fuerce a la gente a usar la aplicación de cierto modo o cada cual la debe usar como le place?

Visto en El País

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas