Animales

¡Tiernísimo! Fotos de animales durmiendo con peluches

Es casi una ley natural: las cosas adorables tienden a atraerse. Y diremos más: las cosas peludas y acariciables más aún. Por eso no nos sorprende – ¡Pero nos llena de amor! – esta colección de animales aferrados a muñecos peludos como si de colegas se tratara. ¡Suspiros!

 

 

Sí, los animales hogareños, igual que los niños, aman a los muñecos. Los aman con pasión y locura, como si fueran amiguitos de carne y hueso. A la hora de la siesta, por supuesto, el peluche es un gran compañero: es suave, es flexible y hace exactamente lo que uno quiere que haga sin quejarse. Además, es silencioso y nunca se despierta antes de tiempo, básicamente porque… bueno, es un ser inanimado.

¿Y qué opinan cuando la mascota (alias “El Rey del Hogar”) se abraza a juguetes que fueron nuestros en la más tierna infancia? ¿No es eso doble o triplemente tierno, tanto así que nuestros cerebros pueden llegar a explotar de ternura?

Noticia relacionada: Bebé y cachorro duermen juntos la siesta todos los días

Los motivos para que los animalitos se aferren amorosamente a los muñecos de peluche son múltiples: son una fuente de calor, en primer lugar, lo cual brinda al ser animado seguridad y confort; en otros casos, el muñecote representa de algún modo a la presa, que el ser vivo atrapa como un preciado trofeo (esto es evidente en los perros, que suelen destrozar a sus peluches o arrastrarlos por toda la casa); también hay animalitos que ven en el peluche algo maternal, tanto porque ellos expresan ese instinto como al revés, porque ven en el juguete a una figura materna sustitutiva (¡Psicoanálisis salvaje!); y, por qué no, hay casos donde es el olor del dueño impregnado al juguete lo que los atrae a él.

Noticia relacionada: Juguetona cabra bebé se queda dormida

Sea como fuere, el punto es que son adorables. Y que los motivos son secundarios, porque tanta ternura es digna de celebración, siempre. ¡Admiremos lo hermoso, amigos, que hace mucho mejor al alma que perseguir lo dañino!

Visto en Bored Panda

Visto en Facebook gracias a Lele Beigel

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas