Animales

Theo y Beau, el bebé y el cachorro que duermen juntos

El pequeñín y el cachorrito tienen una hermosa costumbre: dormir la siesta juntos. Sus cuerpos se acomodan sin problemas y juntos sueñan los sueños más hermosos, pegados como grandes amigos.

 

 

Imposible no sentir el corazón estrujarse ante tanta belleza y amor. Está claro que ese humano pequeño y ese perrito se aman, sin palabras, sin rodeos, con sencillez. Sus cuerpos encastran perfectamente porque entre ellos todo es armonía, todo es amor, del primitivo, del simple, del directo.

Noticia relacionada: Bebé duerme siesta con bulldogs franceses

 

 

Cambian de posiciones, pero juntos todo va bien. Y uno agradece tan bella imagen, tan armónica la unión entre dos especies tan diferentes pero a la vez tan complementarias. Y dan ganas de abrazar a otro ser vivo, o de dormir una siesta a su lado, apreciando el goce de la diversidad y los placeres de la complementareidad. ¿El mejor amigo del hombre? Claro que sí, ahí lo tienen.

Noticia relacionada: Bebé juega con un doberman

 

 

 

 

Noticia relacionada: Conocé al chistoso perro que “cuida” al bebé

 

 

 

 

Visto en Huffington Post

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas