Entretenimiento

Tatuador “devuelve” pezones a mujeres con cáncer

Un tatuador en Baltimore acumula una enorme clientela debido a su inusual especialidad: tatuar pezones a mujeres que tuvieron que someterse a mastectomías.

 

buendiario-Tatuador-devuelve-pezones-mujeres-cancer

 

En un pequeño local llamado Little Vinnie’s Tattoos atiende un hombre amigable, vestido con un chaleco de tweed, una camisa a rayas y un sombrero elegante. Las paredes están cubiertas de diseños de tatuajes y los catálogos se apilaban en el fondo de la sala, llenos de miles de motivos para escoger.

Noticia relacionada: Por un problema en la piel, se tatuó… y batió récords

Además de los típicos clientes de una casa de tatuajes, en este local se ve gente con otras características. Y es porque Vinnie ya no pasa sus días tatuando anclas en bíceps de hombres. De hecho, la mayoría de su clientela son mujeres que tienen una cosa en común: todas se están recuperando del cáncer de mama.

Hace algunos años, un médico de Baltimore le pidió a Vinnie que ayudara a una paciente que había tenido una reconstrucción de senos que la dejó sin pezones. Su habilidad para crear un tatuaje en 3D del pezón fue tan realista que empezó a tener más demanda de pacientes que los doctores que normalmente realizan tatuajes en la etapa final de la reconstrucción.

Noticia relacionada: Proponen resignificar la esvástica tatuándola gratis

Ahora Vinnie asegura que este trabajo domina su vida. Ve a 1.400 pacientes al año y viaja por todo el país y más allá. Para probarlo, en su estudio tiene un mapa en el que ha marcado la procedencia de sus pacientes. Tiene clientes en países tan lejanos como Arabia Saudita, algo que no es poca cosa tratándose de un país donde los tatuajes son considerados haram o prohibidos.

Chico malo confeso, que aprendió su oficio en el ejército, Vinnie explica que hay cerca de un millón de personas que necesitan un tatuaje de pezones, pero sólo pocas lo hacen. Recientemente le pidieron viajar a los Emiratos Árabes Unidos debido a que unas 20 mujeres querían sus tatuajes, pero sólo tres tuvieron el permiso de sus esposos, por lo que no pudo ir.

Noticia relacionada: Médico español “recupera” clítoris mutilados

Es tal su reputación que lo apodan con cariño “el Miguel Ángel de los tatuajes de pezón” . Pero Vinnie le resta importancia a su talento. Asegura que su trabajo no es un reto artístico. De hecho, hace unos años se cansó y decidió parar. Dijo que ya era suficiente y que quería regresar a sus otros trabajos de tatuajes. Pero un día una mujer lo llamó para pedirle una cita, a lo que le respondió que ya no lo hacía y la mujer sonó muy molesta. Y entonces, de la nada, lo llamó su hermana para decirle que ella también tenía cáncer de mama. Vinnie dice que fue una señal de que tenía que continuar con su labor.

“Pierdes la satisfacción artística pero ganas otro tipo de satisfacción que es increíble” , asegura.

 

Visto en BBC Mundo

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas