Pura vida

¡Chau, dolor! Sustituirían inyecciones por nanoparches

Con un tamaño más pequeño que el de una estampilla, el innovador “Nanopatch”, creado por la empresa australiana Vaxxas, está científicamente diseñado para obtener el mayor provecho de las vacunas.

 

Sustituirían inyecciones por nanoparches

El pequeño e innovador Nanopatch

 

Mediante la utilización de un pequeño colocador, se penetra sólo la capa superior de la piel con el parche sin la utilización de agujas, están compuestos por cientos de microscópicos filamentos que al entrar en contacto con la piel, introducen la sustancia activa sin producir dolor.

El CEO de Vaxxas, David Hoey, explicó: “el Nanopatch es simplemente una manera mucho mejor de suministrar las vacunas. Tiene el potencial de ser más eficiente y eficaz inmunológicamente, además de ser mejor tanto para los productores de vacunas como para los pacientes.”

Sucede que, la vacuna llega a células receptoras especiales de la piel, cuyo número supera significativamente a las del mismo tipo que se encuentran en los músculos, lugar donde penetran directamente las inyecciones convencionales.  Además de evitar la hostilidad y el dolor característico de las conocidas agujas hipodérmicas, tiene una cualidad digna de destacar: no necesita refrigeración.

La compañía, está siendo respaldada por la Organización Mundial de la Salud (OMS), y hay una razón específica: el invento tiene un relevante potencial en lo que respecta a mejorar sustancialmente tanto la eficacia como la seguridad de los programas de vacunación en los países en desarrollo (principalmente en los continentes que se encuentran hoy en día, afectados por el brote de la poliomielitis: Asia, África y Oriente Medio).

En lugares como estos, el sistema de refrigeración no funciona correctamente y como consecuencia de esto la efectividad de las vacunas tradicionales se ve afectada, por ende se eliminarían los desafíos constantes a los que se enfrentan con las vacunas líquidas y representaría un avance estupendo.

 

Visto en Mashable

Esta nota fue editada por Lic. Valentina Sarsur

 

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas