¿Es o No es?

Súper alimento en polvo: más salud pero menos placer

Creado por un ingeniero informático de Silicon Valley, el Soylent-anticipado por la ciencia ficción- contiene los nutrientes que necesita una persona adulta; en la Argentina ya hay iniciativas para comercializarlo. ¿Sacrificarías sabor por salud?

 

buendiario-Super-alimento-polvo-mas-salud-pero-menos-placer

 

¿Llega el fin del asado con amigos, los ravioles del domingo y el flan con dulce de leche? No tanto, pero… La última revolución que surgió de Silicon Valley no es una nueva aplicación, una red social o un dispositivo tecnológico. Nada de eso: se llama Soylent y es una comida en polvo para mezclar con agua que pretende cambiar absolutamente la forma en que nos alimentamos.

Noticia relacionada: Lanzan primera fórmula para bebés a base de vegetales

Este polvo con todas las vitaminas, proteínas, minerales, sales y nutrientes que nuestro cuerpo necesita ya tiene emprendedores en la Argentina, mientras que, en los Estados Unidos, crece el número de curiosos y exhibicionistas que recibieron su pedido para probarlo y mostrarlo en las redes sociales.

El ascenso de Soylent, un nombre que encierra suspicacias, comenzó a acelerarse a partir de que la Food and Drug Administration (FDA) le dio luz verde a este compuesto en calidad de “alimento” y no sólo como “suplemento” alimenticio. Este pequeño detalle le otorgó a Soylent un estatus de consumo diario y exclusivo que lo habilita para reemplazar al resto de los alimentos si es que el consumidor así lo decidiera.

Noticia relacionada: Malezas y yuyos: estrellas sanas de la cocina gourmet

Rob Rhinehart, un ingeniero informático de 25 años, se instaló en San Francisco como muchos otros jóvenes para encarar su proyecto tecnológico. La historia abreviada, contada por él en varios videos en YouTube, sostiene que mientras esperaba que sus proyectos crecieran tuvo que ahorrar y descubrió que alimentarse a diario costaba una fortuna. Así fue como se le ocurrió crear un alimento barato y nutritivo. Investigó las posibilidades hasta alcanzar una fórmula satisfactoria. Luego creó un evento por Internet (crowdfunding) para que los interesados aportaran dinero al proyecto. Recaudó tres millones de dólares antes de salir al mercado. Actualmente, su empresa de comida de “garaje” recibe pedidos por 10.000 dólares diarios.

¿Te parece una buena noticia la aparición de esta alternativa? ¿O crees que existen formas más naturales de alimentarse de forma sana, pudiendo además disfrutar de una amplia variedad de sabores?

Visto en La Nación

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas