¡WOW!

Suiza abre cabinas para tener sexo en la vía pública

Hoy abrirán las puertas en Zúrich, Suiza, nuevas cabinas para tener sexo en la calle, en un intento de regular la prostitución callejera, alajarla de las veredas del centro de la ciudad y mejorar las condiciones de las y los trabajadores sexuales. Este sistema ya ha probado ser exitoso en Alemania.

 

Buendiario- Instalan cabinas para tener sexo en via publica en suiza
Noticia relacionada: Original Kamasutra hecho con muñecos de medias

Estas útiles cabinas de sexo están ubicadas a las afueras de la ciudad y están abiertas de 7 p.m. a 5 a.m.. Son 9 “garages” y alrededor de 40 a 60 prostitutas podrán trabajar ahí todos los días. Sus clientes podrán estacionar su vehículo y tener candente sexo consensuado ahí.

Todo surgió a partir de la iniciativa de la policía para controlar la prostitución (que es legal en Suiza), evitar a los proxentas  y alejar las actividades sexuales de áreas habitadas, permitiendo que las personas puedan tener sexo en la vía pública, pero de forma más reservada.

Noticia relacionada: 11 alegrías diarias gracias a la “meditación orgásmica”

Buendiario- suiza cabinas para tener sexo en via publica
Noticia relacionada: Personas con discapacidad reclaman derecho a asistencia sexual

“Las cabinas son una especie de garaje para autos, cada una separada de la otra, lo que impide el contacto con el resto de los usuarios. El espacio está preparado para que entre un vehículo normal y se complete el servicio lejos de los ojos de los transeúntes” señaló el Huffington Post.

El proyecto costó más de 2 millones de dólares y beneficiará a unas 30 trabajadoras sexuales, quienes tendrán que pagar una licencia de 40 dólares para ejercer, además contar con un seguro médico y cada vez que un cliente las lleve a fornicar en una de estas relucientes cabinas, deberán depositar el equivalente a 6 dólares en una máquina expendedora.

Visto en Swiss info 

 

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas