Sociedad

Suecia fomenta la igualdad de géneros en el cine

Las autoridades crearon el Test Bechdel, que determina la presencia activa de mujeres en pantalla, con el fin de promover un cine más plural, con personajes femeninos tan fuertes e interesantes como los masculinos.

 

Los Juegos del Hambre, una que sí cumple con el test

Los Juegos del Hambre, una que sí cumple con el test

 

Lo más frecuente es encontrarse con películas categorizadas según la cantidad de nudismo, sexo, vulgaridad o violencia en pantalla, pero ahora, Suecia dio vuelta el tablero: un nuevo sistema de clasificación apuntado a combatir los prejuicios de género, fomentando la diversidad en pantalla. Nace así el Test Bechdel, que determina que toda película debe tener al menos dos personajes femeninos que hablen entre sí sin que haya un hombre de por medio. Si esto ocurre, las películas reciben su categoría: A.

“La trilogía de El Señor de los anillos, toda la saga de La guerra de las galaxias, La red social, Pulp Fiction y todas las Harry Potter menos una carecen de personajes femeninos desarrollados en profundidad”, explicó Ellen Tejle, directora de Bio Rio, un importante sala de cine en el distrito Södermalm, Estocolmo. Su sala apoyó la iniciativa, que ha sido muy bien recibida por los espectadores. “Para muchos de ellos ha sido una verdadera revelación”, dijo Tejle.

Noticia relacionada: Un estudio revela que la piratería podría beneficiar al cine

La dueña del cine opinó que muchos espectadores eligen el rol de la mujer en la sociedad según lo que ven en las películas, y que pocas veces ven “a una superheroína o a una profesora o a una protagonista principal que atraviese grandes peligros y los domine”, comentó Tejle, quien descartó que el nuevo rating influya en la calidad de las películas. “El objetivo es ver más historias femeninas y más perspectivas en el cine“, recalcó.

Fue el Instituto de Cine Sueco el que lanzó la medida, que pronto fue incorporada por cines y canales, como Viasat Film, un importante canal de la TV por Cable sueca. De hecho, los domingos sólo pasa películas que hayan pasado el Test, como Los Juegos del Hambre o Los Salvajes.

 

Thelma y Louise, caso de dos de películas eximidas por la medida

Thelma y Louise, caso de dos de películas eximidas por la medida

 

El nombre del test proviene de la dibujante norteamericana Alison Bechdel, quien protestó por falta de personajes femeninos en 1985, a través de su tira Lesbianas de las que hay que cuidarse. La polémica llegó a feministas y críticos de cine, y ahora por primera vez es una medida oficial, que busca cambiar ciertas percepciones de la mujer que el cine fomentó.

Noticia relacionada: Este año, en Venezia, ganó el León de Oro por primera vez un documental

Suecia ya había implementado medidas de este tipo a la publicidad, a modo de combatir el sexismo, penalizando a las empresas que incentivan la existencia de estereotipos genéricos, como mujeres con poca ropa sin motivo válido. Además, un proyecto llamado Equalisters fomentó la presencia de mujeres especialistas en los medios no sólo de Suecia, sino de Finlandia y Noruega.

 

La Teniente Ripley, otra excepción que el test avala

La Teniente Ripley, otra excepción que el test avalaría

 

Del otro lado del océano también ha habido repercusión sobre el tema. Investigadores del Centro de Estudios de la Mujer en TV y Cine, de San Diego, revelaron que dentro de las 100 películas más vistas en los Estados Unidos sólo hay un 33 por ciento de personajes femeninos y tan sólo el 11 por ciento de ellos son protagonistas. Por otra parte, un estudio de la Universidad de Pennsylvania analizó 855 éxitos de taquilla de entre 1950 y 2006, en los cuales hay una relación de dos a uno entre hombre y mujeres.

Parece que Hollywood piensa que las películas protagonizadas por hombres funcionan mejor en la taquilla, pero no debería llamarnos la atención considerando que la mayoría de los rubros técnicos del cine son dominados por hombres“, explicó Amy Bleakley, estudiosa del tema.

Noticia relacionada: Nuevos cines para ver películas desde una bañadera

Ahora, gracias a la decisión del cine sueco, tal vez la balanza empiece a equilibrarse.

Visto en The Guardian

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas