Animales

Stuart, el perro que baila salsa… ¡Sabor!

Sí, lo que anuncia el título es cierto. Hoy es el turno de lucirse de Stuart, un perrito bajito y fiestero que goza moviendo sus caderas al son de los ritmos calientes del trópico. Aquí no hay engaño ni trucos de edición, nada de eso: Stuart lo baila y lo goza y lo lleva, bailando non stop.

 

Los perros que bailan ritmos calientes… ¿Moda pasajera o tendencia que vino para quedarse? Primero fue la perra que bailaba merengue, con pollera, trajecito y mucho giro:

Pero la movida tropical caribeña no termina ahí y, como un virus de felicidad, la cosa se expandió. Hoy tenemos el honor de presentar a Stuart, este adorable pichicho que baila… ¡Salsa! Sí, y con gusto. Como bien aclara su dueño y difusor, el perrito aprendió a bailar de este modo solo, sin incentivo humano, y es el verdadero rey de la casa, dominando a sus amos a placer. No nos extraña, con tanto carácter para la danza y tanto carisma, que sea Stuart el verdadero dueño de la casa, y no sus “amos”…

Aquí la evidencia:

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas