Pura vida

Soluciones para vasos de plástico: comerlos o plantarlos

¿Vieron que el café suele servirse en tacitas de materiales poco felices para el medioambiente? Bueno, hay gente pensando en ello, y vaya si le dio la vuelta: hacerlos sabrosos o convertirlos en semillas.

 

Buendiario-vaso-comestible-plantable-1

 

Los envases reciclables y biodegradables ya no son una novedad, pero aún no hemos resuelto qué hacer con varios tipos de envases que usamos y que no hacen bien a nuestro planeta. Pero vamos mejorando… veamos algunos casos recientes.

“Reduce Reuse Grow” (reduce, reutiliza, crece) es el nombre de una novedosa taza plantable. Sí, cuando una acaba su bebida, puede utilizar el vaso para reforestar con especies autóctonas su jardín o cualquier otro lugar. Parece que el proyecto gusta: en Kickstarter ya ha recaudado más de once mil dólares.

El material del que está compuesto tiene incrustado en su interior semillas de diferentes plantas autóctonas y al menos una semilla de un árbol. En el exterior de la taza se indican las especies de estas semillas y dónde pueden ser plantadas sin causar trastorno alguno a la flora local. Para ello solo se necesita mojar el envase durante 5 minutos y plantarlo. Y atención: si uno decide no plantar el vaso tampoco supone gran problema. El envase se biodegrada en 180 días en un compost que puede ser utilizado como nutriente de otras plantas.

 

Buendiario-vaso-comestible-plantable-2

 

En lugares como cafeterías, donde muchos de los clientes seguirán tirando los vasos, se pueden habilitar contenedores que se recogerán periódicamente. Estos vasos se pueden utilizar para plantaciones masivas en parques o cualquier otro espacio público. Cada uno de los árboles que crezca de estas semillas será capaz de absorber de la atmósfera una tonelada de dióxido de carbono al año.

Los materiales de los que está construido el vasito proceden del reciclaje y el precio de cada envase es similar al que tienen actualmente otros de plásticos no reutilizables, o sea que no aumenta los costos. ¿No suena maravilloso? Lo es, sobre todo si pensamos que solo en Estados Unidos se utilizan al año unos 150 millones de envases de este tipo, ninguno de los cuales se recicla.

 

(El video está en inglés sin subtítulos, pedimos perdón por ello).

 

¡Pero hay más! Kentucky Fried Chicken, famoso por su pollo frito, se asoció con Seattle’s Best Coffee para crear una taza de café… comestible. Sí, uno se toma el líquido y se engulle su recipiente. Titulada “Scoff-ee”, la taza comestible es en realidad una galleta diseñada en forma de taza, con pizcas de chocolate. El papel que la envuelve es de azúcar y también se come. La crearon científicos de Robin Collective, y se tomaron el trabajo de agregarle diferentes aromas a cada galleta, para que cada experiencia sea especial. ¿Los sabores? Crema de coco al sol, pasto recién cortado y flores silvestres. En serio. No es broma. En serio.

 

Buendiario-vaso-comestible-plantable-3

 

Esta taza comestible se ha lanzado en el Reino Unido, y promete ser furor. Por el bien del medioambiente, esperamos que lo sea. Pero cuidado con tanto azúcar, amigos.

Visto en Mashable y Huffington Post

Agradecemos a Gerardo Fugaretta por enviarnos esta noticia.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas