¡WOW!

Singapur usa cisnes robots para medir calidad del agua

Científico de la Universidad Nacional los diseñaron para estudiar el agua periódicamente en lagos y bahías del país. El diseño animal sirve para que pasen desapercibidos.

 

Buendiario-robots-cisnes-calidad-agua-Singapur

 

A veces la supervisión es un trabajo que fatiga bastante. Sobre todo si hay que controlar muchas áreas grandes. Muchas ciudades suelen hacer estudios de forma periódica al agua de sus lagos o mares de sus playas. Este procedimiento tiene varias décadas realizándose a través de personas que adquieren una muestra de agua y la llevan a un laboratorio para su análisis. En el mejor de los casos, se colocan recolectores automáticos y sensores para medir durante largos periodos de tiempo. El problema más común de estos procedimientos es que a veces no se cuentan con el suficiente personal para ir seguido a obtener muestras. Sobre todo si el laboratorio que se encarga de los análisis se encuentra muy lejos del lugar a supervisar.

En Singapur, Científicos de la Universidad Nacional del mencionado país han desarrollado una interesante propuesta para realizar la medición de aguas regularmente, pero como no quieren llamar la atención de los visitantes o turistas, han decidido que los robots que se encargarán de esta labor tengan la forma de cisne, para que pasen desapercibidos.

Estos NuSwan (New Smart Water Assessment Network) están equipados con un paquete de baterías recargables, motor eléctrico, un par de propulsores, un módulo GPS y otro WiFi, además de sensores que son capaces de medir y monitorizar el pH, la turbiedad, el contenido de clorofila y el oxígeno disuelto.

Lo interesante es que cada NuSwan es capaz de enviar los resultados a la nube a través de WiFi, para que puedan ser consultados de forma remota desde varios lugares sin estar físicamente ante el robot. A cada NuSwan se le puede trazar una ruta para que con su GPS, mida la calidad de agua de ciertos sectores. Además de que pueden ser controlados de forma manual a través de un mando a distancia.

Cada NuSwan tiene la capacidad de “saber” cuando su batería está por agotarse, en ese momento se dirigirá a la base y cargará su batería de forma automática (de tratarse un lago, por ejemplo, tendrá que moverse un miembro del personal). Los materiales con los que está fabricado este robot, le permiten navegar en aguas saladas y dulces, además de que es capaz de resistir condiciones climatológicas extremas y hasta golpes de pequeñas embarcaciones.

Al menos en Singapur, esta labor estaba destinada a cerca de 10 personas que cada mañana tomaban un pequeño bote para realizar mediciones, esto tomaba cerca de 6 horas, más otras 6 en analizar los resultados. Con la implementación de NuSwan, esperan que los costes se reduzcan drásticamente, pero sobre todo tengan al alcance la información en cualquier momento del día.

¿Te imaginás NuSwan en tu país?¿Qué forman tendrían que tener para pasar desapercibidos?

Visto en Xataka

Nota editada por Ramiro Moretta.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas