Mundo

“Sí significa sí”, ley para acabar con ataques sexuales

El estado de California, en EEUU, decidió poner fin a los abusos en universidades, y ahora pondrá sanciones más severas a quienes no puedan probar que hubo consenso femenino para que se produzca el coito. Sexo sí, pero consensuado entre las partes.

 

Buendiario-california-ley-agresiones-sexuales-si-2

Para que nadie más tenga que lamentarse ahora hay una ley.

 

Las violaciones y acosos sexuales en universidades norteamericanas son problemáticas cada vez más frecuentes, frente a las cuales los responsables de los prestigiosos centros educativos no han tomado medidas disciplinarias equivalentes. Las deficiencias en la manera en la que las universidades estadounidenses investigan las denuncias de agresiones sexuales en sus campus están en foco en este momento, y han llegado al ámbito político. La gravedad del asunto hizo que el propio presidente Barack Obama se pronunciara sobre el mismo en varias ocasiones en los últimos meses, calificándolo de “totalmente inaceptable”.

Ahora, California se ha convertido en el primer estado de EE.UU. en el que entra en vigor una ley aplicable en los centros de educación superior que reciben fondos públicos que exige que en las relaciones sexuales entre estudiantes haya un consentimiento explícito de las partes, un requerimiento que fue bautizado como “sí significa sí”. La nueva legislación define el consentimiento como “un acuerdo afirmativo, consciente y voluntario para involucrarse en una actividad sexual”, que no tiene por qué ser verbal aunque debe quedar claro.

Noticia relacionada: Estudiante combate públicamente el abuso que sufrió a través de una performance

La ley SB-967 también señala que el silencio o ausencia de resistencia no constituye consentimiento y especifica que un acusado no puede alegar que había asumido que la víctima había dado su consentimiento cuando ésta estaba ebria, drogada, inconsciente o dormida. Además, la legislación impulsada por el senador demócrata Kevin de León, especifica qué procedimientos deben seguir las universidades cuando investiguen denuncias sobre agresiones sexuales y el tipo de servicios médicos y de orientación que deben ofrecer a las víctimas.

En los últimos años se han presentado numerosas demandas contra universidades en EE.UU. a las que se las acusa de falta de imparcialidad a la hora de llevar a cabo las investigaciones y de no apoyar a las víctimas. La nueva ley que entró en vigor en California cambia el concepto: “sí significa sí” cambia el paradigma del tradicional “no significa no”, que implicaba que las víctimas de las agresiones debían demostrar que se habían negado o habían opuesto resistencia a las relaciones sexuales. “Es responsabilidad de los implicados en la actividad sexual el asegurarse de que tienen el consentimiento afirmativo del otro u otros”, detalla la ley.

Noticia relacionada: Nuevo esmalte de uñas que detecta drogas en la bebida, útil para evitar abusos sexuales

Además, el consentimiento afirmativo “debe ser obtenido por la persona que quiere iniciar la actividad sexual” y “debe mantenerse durante toda la actividad sexual”, pudiendo ser revocado “en cualquier momento”. La nueva legislación fue recibida muy positivamente por organizaciones como la Coalición Contra las Agresiones Sexuales de California (CALCASA). “El concepto de consentimiento afirmativo que recoge es importante porque hace que la carga de la prueba recaiga en los acusados y no en las víctimas”, afirma Shaina Brown, portavoz de CALCASA.

Si bien la nueva ley no inhabilita falsas denuncias ni garantiza que se pueda demostrar con certeza que hubo abuso, es un buen comienzo para brindar protección a las jóvenes y que se sientan más protegidas en ámbitos académicos. Queda por pensar si lo mejor es que las agresiones sexuales sean juzgadas por la justicia civil o por decanos y profesores, como estipula la ley, pero es una excelente noticia que las voces sean escuchadas para cambiar aquello que aqueja a tantos y daña tanto la moral y la autoestima.

 

Visto en BBC

Agradecemos a Valentina Sarsur y Florencia Mazziotti por enviarnos esta noticia.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas