¡WOW!

Sequía permite conocer a pueblo antes sumergido

Hay sequía récord en los Estados Unidos, pero no todo es malo: gracias a ella resurgieron las ruinas de un bastión de Oregon que alguna vez fue tapado por las aguas provenientes de una reserva creada por el hombre. ¡Viaje al pasado!

 

 

Un equipo de arqueólogos decidió no dejar pasar esta rara ocasión, y montaron una expedición para desenterrar todos los misterios históricos que puedan hallar en esta región de Oregon. La oficina a cargo de la iniciativa es el Departamento de Recuperación norteamericano, y Klamath Junction es el nombre del pueblo perdido y recuperado.

La pequeña comunidad que allí vivió alguna vez albergó a dos gasolinerías y un puñado de casas que datan de la década del veinte. Los residentes del pueblo fueron trasladados a otra región cuando en 1960 se lanzó un proyecto de irrigación como parte de las obras de la reserva conocida como Emigrant Lake. Al soltar un gran caudal de agua, los edificios que conformaban al poblado quedaron bajo el agua, escondiendo apasionantes rasgos de época.

“Queremos determinar si hay una significación histórica para este sitio”, decretó Douglas DeFlitch, un expedicionario de Oregon que trabaja para el Bureau of Reclamation y que quiere saber si es necesario incluir a Klamath Junction en el Registro Nacional de Lugares Históricos. “Lo que para un hombre es basura, para otro es un tesoro”. Este año se han dado condiciones anormales de sequedad, tanto en California como en Oregon y hasta en el estado de Washington, al norte.

Lo curioso es que el calor seco ha logrado evaporar el 90 por ciento de Emigrant Lake, el lago artificial ubicado al sur de Oregon, dejando al descubierto cimientos de edificios, restos de civilización y herramientas de todo tipo. La ley del estado pide que lugares con más de 50 años de antigüedad sean estudiados para verificar si tienen significación histórica, y hacia allí fueron DeFlitch y su equipo.

Todo vuelve. ¿Y si hallan algún misterio apasionante que las aguas tenían oculto?

Visto en Reuters

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas