¡WOW!

Se cumplió un año del Ecce Homo de Borja

Hace un año, Cecilia Giménez no quería ni salir de su casa. Hoy es toda una celebridad en el pequeño pueblo de Borja, en el noreste de España.

 

 

Giménez, de 82 años, fue la restauradora del famoso fresco de Cristo “Ecce Homo” -en latín, he aquí el hombre- de cuyas habilidades artísticas muchos se rieron. Y aunque al principio incluso sufrió un bajón anímico a partir de las burlas desatadas por su intento fallido, el insospechado y repentino éxito de la imagen hizo que fuera Giménez la que ahora ríe último. Y mejor.

Noticia relacionada: Recuperan 14 piezas robadas de un museo en Egipto

El desfigurado fresco ha atraído a más de 40.000 visitantes y recaudado más de 50.000 euros desde que su octogenaria restauradora dio a conocer la nueva versión, dinero que ha sido destinado a mejorar las instalaciones del hogar de anciano que depende de la Fundación Sancti Spiritus, dueña del caserón donde se encuentra la iglesia que alberga al fresco.

Noticia relacionada: “Restauran” reliquia griega convirtiéndola en holograma

Como dueños de la iglesia en cuya pared yace el “Ecce Homo”, la fundación es dueña de la obra física. Sin embargo, el pasado miércoles 21 de agosto, en celebración al primer aniversario del “renovado” retrato, la fundación celebró un acuerdo con Giménez, para repartirse las ganancias por la explotación material e intelectual de la imagen.

Noticia relacionada: Hallan un fragmento de cruz que podría ser de Cristo

La artista se quedará con un 49% y la fundación con el resto. El ayuntamiento actúa como patrón de los derechos morales de la obra, los cuales se disputa con la familia del pintor original, Elías García Martínez.

 

Visto en BBC Mundo

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas