¡WOW!

Sastre canadiense diseña traje… ¡A prueba de balas!

Garrison Bespoke ideó un moderno traje de tres piezas que tiene todo aquello que un agente secreto del siglo XXI necesita: elegancia y protección a prueba de balas. ¿Hay un James Bond en la sala?

 

¿Dirían que detrás de eso hay seis láminas de carbono? ¡No!

¿Dirían que detrás de eso hay seis láminas de carbono? ¡No!

 

El sastre a cargo del diseño asegura que ha logrado la síntesis perfecta entre estilo y seguridad, utilizando nanotubos de carbón ultraliviano para absorber el impacto de balas o pinchazos de cuchillos. Claro, el chiste no sale barato: ronda los 20.000 dólares para los selectos clientes que quieran lanzarse a aventuras de alto riesgo.

Noticia relacionada: Jeans contra la celulitis, furor en la Rio Fashion Week

Nos propusimos crear el más perfecto traje para James Bond“, expresó David Tran, director de proyectos especiales para la sastrería canadiense. “La industria de la ropa a medida anda un poco dormida, y uno quiere asumir desafíos de este tipo”, comentó luego, añadiendo que la idea surgió luego de una charla con un cliente, quien sugirió que no era una mala posibilidad.

 

Perfecto para él

Perfecto para él

 

El Kevlar, material típicamente usado como protección en entrenamiento militar, no era una posibilidad viable, tanto por su costo como por su peso. Así apelaron a la tecnología de los nanotubos de carbón; hay seis láminas de este material por cada traje a medida. La capa exterior del traje, claro, es de tela, la cual en su interior tiene el material protector.

Noticia relacionada: Nuevo pantalón para que las mujeres pueden orinar sin quitarse nada

“Tenemos clientes que trabajan en finanzas, en minería y en petróleo, que a veces se encuentran en situaciones comprometedoras. Para que no sientan nervios y pierdan efectividad en situaciones estratégicas lanzamos esta línea”, explicó Tran, desligándose de cualquier tono jocoso sobre la invención.

Noticia relacionada: Gana concurso con un vestido hecho de chocolate

No es el primer invento extraño que Garrison Bespoke encaró: previamente diseñaron por encargo un esmoking hecho de safiros triturados y un traje para usar debajo del agua. Su última creación parece tener buen futuro: ya se vendieron algunos y hay seis más que han sido encargados. “No los fabricaremos en masa”, aclaró el director, de todos modos. “Hacemos ropa a medida y eso no lo vamos a perder“.

Para más detalles, aquí hay un video (en inglés) que explica cómo se fabrica cada traje:

 

 

Visto en AFP

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas