Entretenimiento

San Francisco tiene nueva discoteca de música clásica

SoundBox, creado por el director de la Sinfónica de la ciudad, es una nueva iniciativa pionera que apunta a cambiar el modo en que la gente joven ve a la música “culta”.

 

buendiario-Discoteca-sortea-40000-cirugias-esteticas

 

Mucha gente afirma no estar interesada en la música clásica, quizás porque -como pasa con muchas otras cosas- nadie lo mostró el costado más versátil, osado y hasta lúdico de este tipo de composiciones. Muchas veces se la asocia a personas de mayor edad y de clase media, o media alta, lo cual también es un prejuicio. Un preludio de Bach puede cautivar a un adolescente sin importar su extracción social, y no hace falta vestirse de gala para disfrutar de un cuarteto de cuerdas o de un concierto para piano. Pero para que esta barrera se rompa hay que acabar con tanta etiqueta y acercar la música a la gente joven.

Es por eso que Michael Tilson Thomas, director de la Sinfónica de San Francisco, buscó el modo de proponer un nuevo enfoque. Así nació SoundBox, un espacio performático que convierte a la sinfónica en una fiesta, donde no hace falta ponerse ropa elegante ni mirar todo con un aire de desdén. Es, en resumidas cuentas, una discoteca donde lo que suena es música clásica. En el programa se incentiva a la gente a relajarse, relacionarse con otros como en cualquier otro ámbito, y no hay butacas que organicen al público. Uno va y se pasea como en un boliche, se toma algo y escucha o baila… al ritmo de música barroca o neoclásica.

 

 

Las entradas son mucho más baratas que en un teatro (rondan lo 25 dólares), pero al mismo tiempo cuenta con un sistema de sonido de primerísimo nivel, una constelación sonora que permite una acústica perfecta en todo el establecimiento. Y hasta en el bar se escucha a la perfección, para que uno no tenga que acomodarse la experiencia sino que ella se acomode a uno. Y sí, también se puede comer mientras los violines cantan.

Diversión y arte, de eso se trata. Por eso no solo hay música, sino también múltiples pantallas donde se produce videoarte en vivo, al son de las melodías. SoundBox se inauguró en Diciembre de 2014 con el show Extremities, donde se interpretó la obra Music for Pieces of Wood, del compositor Steve Reich. Un video minimalista acompañó la acción, y la gente salió extasiada ante la posibilidad de experimentar la música clásica desde otro ángulo, más cercano y amigable, una idea diferente de apreciación cultural.

Visto en Positive News

Un comentario en “San Francisco tiene nueva discoteca de música clásica”

  1. ay que lindooo
    pueda ser que habran una en buenos aires

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas