Buen Samaritano

Salta: comunidad se une para salvar la vida de un bebé

Aron, un bebé salteño de un año y medio, fue salvado por un ama de casa que había hecho el curso de primeros auxilios, y su gran ayuda permitió que se trasladara al pequeño al hospital de Güemes, donde logró recuperarse.

 

Buendiario-salta-salvan-vida-bebe-vecinos-primeros-auxilios-2

El puesto sanitario de Betania, donde el pequeño Aron sobrevivió

 

Andrea Cruz, oriunda de Betania (localidad de Campo Santo, Salta), se encontraba en su vivienda ubicada en una finca de la familia Checa, junto a su hijo Aron de un año y medio. Cerca de las 10 de la mañana, la joven de 24 años se descuidó y su pequeño se trepó a un tacho de 20 litros que contenía agua para el consumo. Fue entonces que el peso de su cuerpo lo venció y el niño cayó en el interior del recipiente.

Noticia relacionada: En Rosario logran transplante exitoso de hígado en un recién nacido

La madre corrió desesperada y lo sacó del interior, pero el niño quedó entre sus brazos, sin dar respuestas. Fue entonces que una vecina, Kely Barboza, respondió al pedido de ayuda de Andrea, tomó al niño, lo puso boca abajo y le practicó primeros auxilios. Le aplicó masajes en la espalda y así el bebé eliminó el agua de sus pulmones.

Por suerte, la aplicación de estas técnicas de primeros auxilios fue efectiva y Aron mostró signos de recuperación.
José Loza, un asistente social que trabaja en la zona y pertenece a la salita de primeros auxilios de Betania, se hizo cargo de la situación a partir de allí y trasladó al niño en su auto hasta el hospital. Loza solicitó una ambulancia al hospital Joaquín Castellanos en código rojo y gracias a este pedido aparecieron patrullas del 911 que despejaron el tránsito de las rutas para evitar demoras en la circulación.

Noticia relacionada: Nació en Alemania el bebé más grande del mundo

Al llegar a la salita, Aron recibió el oxígeno que necesitaba. Todo el operativo fue un éxito y el niño se recuperó satisfactoriamente. “Creo que Aron habría perdido la vida si la señora Barboza no le aplicaba esa técnicas de primeros auxilios. También la velocidad en la llegada de la ambulancia fue fundamental y creo que si yo no pasaba con mi auto por esa finca, también otro hubiera sido el resultado”, expresó José Loza, quien destacó “la importancia de que la comunidad sepa cómo aplicar primeros auxilios, sobre todo aquellos que trabajan lejos de toda ayuda médica. Si ellos aprenden lo básico podrían salvar las vidas de sus compañeros”, aseguró. Una bella historia de una comunidad unida para salvar la vida de un pequeño.

Visto en El Tribuno

Agradecemos a Perla Wior por enviarnos esta noticia.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas