¿Es o No es?

Saca fotos de sus vecinos en secreto y las expone

Un fotógrafo está exponiendo en una famosa galería de Nueva York fotos que tomó a sus vecinos a través de las ventanas de sus casas. ¿Es válido usar la imagen ajena en nombre del arte para crear escenas espontáneas o es una invasión a la privacidad?

 

Buendiario-muestra-de-Svenson-los-vecinos-neighbours-es-o-no-es

 

Desde que existen las cámaras, hay fotógrafos que captan momentos íntimos y desprevenidos de la humanidad. Maestros como Eugène Atget y Henri Cartier-Bresson definieron a la fotografía como una forma de arte que retrata a las personas siendo quienes son. El fotógrafo Arne Svenson siguiendo este lineamiento, decidió entonces en su último proyecto de retratos, no salir a la calle sino espiar por las ventanas.

“Los Vecinos”, la muestra que está siendo expuesta actualmente en la galería Julie Saul en Chelsea es, a primera vista, un lugar tranquilo, con una colección pictórica de imágenes íntimas y semi-abstractas. Una figura masculina aparentemente desnuda está iluminada detrás de una cortina. Una mujer sentada serenamente, con un par de amenazantes tijeras. Una figura solitaria tomando una siesta en un sofá. Una figura de una mujer con un vestido verde agachada en el suelo, con su trasero apretado contra el cristal.

Ninguna de las fotos muestra la cara de los sujetos, pero los residentes de los condominios de lujo, que se encuentran en frente de la vivienda de Svenson no están muy contentos al ver sus fotos transformadas en obras de arte, que cuestan hasta U$S 7500 la copia, sin siquiera haber pedido su consentimiento.

 

Buendiario- Muestra Svenson es arte Los Vecinos The Neighbours

 

“Amo el arte, pero pienso que eso es una terrible invasión de la privacidad”, decía un mail que circuló entre los vecinos. Otro agregó: “Tengo hijos jóvenes en éste edificio. Estoy seguro que hay muchas fotos que no vimos. ¿Qué más tendrá y qué está planeando hacer con eso?”

En las notas de la galleria, Svenson dice: “Los vecinos no saben que están siendo fotografiados. Me encargué de tomar las fotos desde las sombras de mi casa.”

Esta noticia entonces nos lleva a la siguiente pregunta: ¿Es válido usar la imagen ajena en nombre del arte para crear escenas espontáneas o es una invasión a la privacidad?

Compartí tu opinión en la barra de comentarios que se encuentra abajo.

Visto en Salon

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas