Deporte

Rusia gana la primera carrera internacional de tanques

En los suburbios de Moscú se celebró la final del primer campeonato de biatlón de tanques. La inusual competencia se llevó a cabo por primera vez – con mayoría de participantes de países de la ex Unión Soviética -, y el triunfo fue para los anfitriones.

 

 

El equipo ruso, a bordo de un tanque rojo, quedó por delante de los tanquistas de Kazajistán, Bielorrusia y Armenia. El objetivo detrás de la competencia fue que el ejército ruso mostrara sus dotes al público, intentando incluso reclutar a nuevos soldados a sus líneas. Pero esa iniciativa no pareció muy exitosa, dado que la gente sólo quería divertirse a costa de los grandes vehículos.

Noticia relacionada: El pit stop más veloz de la Fórmula 1, en cámara lenta

El triunfo en la prueba dependió de la velocidad de movimiento, del impacto directo a cinco blancos obligatorios con municiones de salva y de la superación de los diversos obstáculos a lo largo del recorrido. Cada tanque cubrió casi 20 kilómetros a velocidad máxima y tuvo que superar repetidamente barreras y puentes. Los tiros perdidos se castigaron con una ronda de penalización de 500 metros.

Noticia relacionada: Apasionante carrera de autos antiguos en Pekín

“No sé cómo lo hicimos. Simplemente me senté en la máquina y dejé todo, mientras pensaba que todo Rusia nos estaba mirando”, contó el soldado Igor Artemyev, de 19 años, piloto del tanque ruso vencedor.

Noticia relacionada: El Batimóvil se presenta en el rally de Europa

El evento contó con la presencia de emisarios de otros países. El representante norteamericano, de hecho, alabó a la flota rusa, en un gesto de paz impensable en décadas pasadas. Un oficial ruso a cargo de la organización explicó que la intención era que los jóvenes deseen unirse al ejército y anhelen a su vez defender a su Patria. Pero luego de ver a estos simpatiquísimos tanques de colores, y a los curiosos soldados rusos bailando al ritmo de frenéticas melodías electrónicas, cabe pensar que tal vez están dando una imagen equivocada; ofrecen una fiesta que luego no existirá.

Visto en RIA Novosti

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas