Sociedad

Revista chilena no retocará más a sus modelos

La revista femenina más leída de Chile decidió dejar de utilizar Photoshop, en pos de representar la verdadera realidad chilena, y generar consciencia sobre el peso que carga la imagen.

buendiario-revista-ya-tapa

La tapa de este mes de la revista YA.

En enero de este año, la Revista Ya del diario El Mercurio, la revista femenina más leída de Chile y una de las más exitosas en términos publicitarios y comerciales, tomó la decisión de no retocar a las modelos usando técnicas de Photoshop.

Según palabras de la editora, Paula Escobar, la revista hacía tiempo que se enfrentaba con el dilema de la edición de imagen. Estaban interesados en promover la imagen la mujer moderna, trabajadora, independiente e inspiradora (por eso hacían entrevistas a Michelle Bachelet, o Sheryl Sandberg, entre otras).

“Pero cuando llegábamos a las páginas de moda y belleza -las tradicionales secciones de las revistas femeninas desde hace cien años o más- las propuestas contradecían nuestros principios: a menudo eran producidas con modelos quinceañeras, muy delgadas, y que, peor aún, eran adelgazadas y rejuvenecidas mediante técnicas de Photoshop que algunos fotógrafos externos -a pesar de nuestras peticiones- utilizaban.”

Noticia relacionada: Chile: Bachelet firmó creación de Ministerio de la Mujer

Así que con la intención de zanjar este tema, de evitar contradicciones de principios, decidieron dejar de retocar las imágenes de las modela que publican en sus páginas. Y no sólo eso, sino que prometen asegurarse de que todas las modelos sean mayores de 18 y tengan un Índice de Masa Corporal mayor a 18,5 (lo mínimo recomendado por médicos alrededor del mundo).

Esta medida tomada por Escobar y su equipo es inédita en Chile, y no viene sin dificultades.

“La principal dificultad es, por cierto, cultural: hay que repensar los artículos desde otra lógica, y especialmente romper esa idea de que lo bonito es lo delgado y joven.”

“Deconstruir, en cierto sentido, la idea misma de lo bello, y resignificarla, de acuerdo a la realidad chilena. Evitar, también, el tono normativo de los consejos de belleza: salir de la trampa de que las mujeres “deben” hacer o consumir ciertas cosas para “ser” aceptadas.”

Es una decisión arriesgada, sin duda, pero que podría, a riesgo de ponerse dramáticos, verdaderamente salvar vidas. O por lo menos comenzar un cambio necesario en la opinión social respecto del cuerpo de la mujer.

Noticia relacionada: Lanzan Lammily, la nueva Barbie de medidas realistas

Aquí se puede leer todo lo que Escobar tiene para decir al respecto.

 

 

Visto en La Nación

 

 

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas