Mundo

Restituirán los restos del cacique Inakayal y su familia

Los restos del cacique Inakayal, los de su mujer y su sobrina, Margarita Foyel, serán restituidos a principios de diciembre por el Museo de La Plata a la comunidad Mapuche de la provincia de Chubut.

 

Buendiario-Museo-CienciasNaturales-LaPlata-restituiran-restos-del-cacique-Inakayal-y-familia

En pocos días el Museo de La Plata hará entrega de los restos del cacique Inakayal y familia a representantes de la comunidad Mapuche.

 

Esta historia impacta y resulta difícil de concebir. Pero lo cierto es que el cacique Inakayal, su mujer y su sobrina fueron capturados y traídos como prisioneros al Museo de Ciencias Naturales de La Plata, lugar en donde eventualmente fallecieron en la primavera de 1887.

Tras su defunción, sus restos fueron exhibidos en una de las tantas vitrinas del museo, junto con un cartel que anunciaba que se trataba de “razas salvajes que se extinguen” (simplemente).

En 1994, en el marco de lo que fue la primera restitución formal de restos óseos exhibidos en museos en la Argentina, parte de los restos de Inakayal fueron devueltos; y, después de varios años de bregar para que no sean expuestos restos humanos en el museo platense, las autoridades de dicha institución optaron por dejar de exhibir los mismos en el 2006.

El pasado 21 de noviembre, en el Honorable Consejo Directivo en la Facultad de Ciencias Naturales y Museo, “Alberto Rex Gonzalez”, se aprobó la restitución complementaria de los restos del cacique. También se aprobó la devolución de los restos de su mujer- cuyo nombre se desconoce, al parecer no ha quedado ningún registro- y de su sobrina, Margarita Foyel.

El próximo 7 de diciembre por la mañana representantes de las comunidades Mapuche-Tehuelche del Chubut llevarán a cabo una ceremonia en el museo para homenajear a sus antepasados.

El 9 de diciembre al mediodía, se realizará un acto oficial en donde se retirarán los restos y para ser trasladados hasta Teka. El mismo día, antes del anochecer, empezará una ceremonia que culminará al amanecer del día siguiente, con el anhelado entierro.

 

Visto en: Télam

Editado por: Luciana Schnitman

 

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas