¿Es o No es?

Restaurant danés hace platos gourmet con comida vencida

El restaurante Rub & Stub en Copenhague, Dinamarca, ha declarado la guerra al desperdicio y por eso trabaja con comida que los supermercados no venden, sea porque pasaron las fechas de caducidad o por exceso de abastecimiento. ¿Te parece bien su política o crées que deteriora no sólo la salud sino la calidad de los platos?

 

Delikatessen hecha con comida descartada por supermercados

Delikatessen hecha con comida descartada por supermercados

 

El restaurante, toda una novedad, tiene dos empleados con salario – un gerente y un jefe de cocina – pero el resto del equipo está formado por voluntarios. A su vez, cuenta con financiación externa: la ONG danesa Retro aporta capitales para su funcionamiento, pero los beneficios obtenidos se destinan a proyectos de desarrollo en África.

La idea de no desaprovedhar nada va en contra de los estándares de la cocina gourmet, de ahí la particularidad de la propuesta. Su base de trabajo son frutas y verduras desechadas por la industria de la alimentación; aquello que usualmente se tira, sea porque está vencido o porque no está a la altura de los estándares de calidad: bananas amarronadas, tomates verdes, aceites en su fecha de caducidad son algunos ejemplos de los materiales con los que trabaja el restaurant danés.

Noticia relacionada: Park Slope, un almacén comunitario y solidario que prioriza comida orgánica y barata

Tore Heerup, mimebro del staff de Rub and Stub, cuenta que “la idea se originó en las experiencias de muchos nosotros en relación a la comida y su sabor. ¿Por qué dejar que tanta comida se eche a perder?”. El hombre cree que la iniciativa se alínea perfectamente con las políticas de ahorra económico y mayor efectividad que todo el mundo persigue hoy en día.

 

El coqueto restaurant, desde adentro

El coqueto restaurant, desde adentro

 

El menú del lugar se modifica día a día, según las sobras de comida sea donada o recibida esa jornada. Luego, es tarea del chef principal inventar platos sofisticados en base a esos restos alimenticios, para satisfacer el paladar de los 60 comensales que cada noche llenan el lugar. “Cada día debemos ser creativos y pensar en cómo hacer de las provisiones que recibimos un menú interesante”, explica Tore.

Noticia relacionada: Ahora Google da información nutricional sobre alimentos

El restaurant cuenta con unos cien voluntarios que ayudan a llevar adelante la cocina, el bar y la atención. “Esperamos construir una red mayor de provisión de bienes vencidos, así podemos ofrecer más variedad de comida y a la vez ayudamos a reducir la cantidad de comida que se desperdicia diariamente”, resume Heerup.

¿Qué opinás? ¿Es una buena noticia que todo se aproveche o atenta contra el cuidado de la salud y las normas sanitarias?

Visto en BBC

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas