Acción / Reacción

¡Reliquia egipcia hecha con hierro del espacio!

Investigadores descubrieron el espectacular pasado de un adorno de 5.000 años de antigüedad: la reliquia egipcia, hecha de hierro, fue hecha a partir de un pedazo de meteorito que cayó del espacio, y ahora se estudia la influencia del mismo tanto en el arte como en la religión egipcias.

 

buendiario-reliquia egipcia hecha con hierro de meteoritos 3

La reliquia egipcia que reveló presencia de hierro proveniente de un meteorito

 

Los sorprendentes resultados aparecieron publicados en Meteoritics & Planetary Science: los egipcios lograron obtener hierro milenios antes que el resto de las civilizaciones de la región, donde la evidencia de metales fundidos es muy posterior. El misterio parece haber encontrado solución: meteoritos, los regalos del cielo, de gran influencia en el desarrollo de la religión egipcia.

“El cielo era muy importante para los antiguos egipcios”, comentó Joyce Tyldesley, una Egiptóloga de la Universidad de Manchester, autora del artículo que revela el descubrimiento. “Es razonable pensar que algo que cae del cielo sea considerado como un regalo de los dioses”, agregó.

El pequeño dije que dio lugar a la revelación es uno de los nueve que se descubrieron en 1911 en un cementerio en Gerzeh, setenta kilómetros al Sur de El Cairo. Se descubrió que data del 3.300 a.C., siendo el artículo de hierro egipcio más antiguo. En 1928 se encontró que el nivel de níquel de estos adornos era alto, lo cual se asocia a meteoritos, pero décadas después se debatió si la aleación que presentaban los objetos no era accidental y en los noventas se concluyó que el material óxido en la superficie de los ornamentos revelaba bajo nivel de níquel.

La disputa se resolvió recientemente, cuando Diane Johnson, una científica de la Universidad de Milton Keynes, Reino Unido, eligió usar un microscopio que escanea electrones y tomografía computada para analizar el adorno, que tomó prestado del Museo de Manchester. El microscopio reveló que el contenido de níquel era alto (30%), así como la presencia de una estructura cristalina que sólo se encuentra en meteoritos que contiene hierro y que se enfriaron de forma muy gradual. La tomografía reveló que los egipcios martillaron el hierro que extrajeron del meteorito, para darle su forma de alhaja.

“El hierro era asociado a la realeza y al poder”, comentó Johnson, en relación a que gran parte del hierro hallado en Egipto estaba en tumbas de gran status, como la de Tutankamón. Se creía que el mismo aseguraba el paso a la vida eterna. Poco se sabe de la religión egipcia previa a la escritura, pero el nuevo hallazgo permite suponer que la caída de meteoritos tuvo un gran impacto en sus creencias. Al menos así lo cree Campbell Price, curador del Museo de Manchester a cargo de la sección egipcia.

“Los meterotios pueden haber influenciado sus creencias, y que interpretaran a la piedra celeste como los restos físicos de dioses que cayeron a la Tierra”, concluyó el arqueólogo británico.

Visto en Nature

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas