Mundo

Reino Unido prohibe usar manguera hidrante para reprimir

El Ministerio del Interior británico ha establecido que no se podrá usar dicha herramienta para frenar a los manifestantes, una medida a favor de la libre expresión pacífica.

 

Buendiario-reino-unido-manguera-hidrante-1

Una herramienta atroz que desperdicia agua

 

“Producen mucho daño”, insistió la vocera Theresa May, en referencia a las mangueras hidrantes que se usan para detener a las masas. Por ende, la Policía Metropolitana no podrá utilizar dicha herramienta a la hora de enfrentar a una manifestación, lo cual se suma a otras herramientas que tampoco están avaladas, como los bastones, las pistolas o los gases.

Recientemente, las mangueras fueron usadas en Belfast, Irlanda del Norte, contra manifestantes que expresaron su descontento político en los festejos del 12 de Julio. La experiencia demostró, una vez más, que la represión nunca es el camino, así como dotar a la policía de herramientas de esa naturaleza no resuelve nada. Las mangueras con las que cuenta, por ejemplo, la policía londinense, fueron compradas a la policía alemana por un monto superior a las 300.000 libras, un dinero que podría haber tenido un fin social.

 

Buendiario-reino-unido-manguera-hidrante-2

Una medida para que haya una policía menos violenta.

 

Entre los riesgos directos que implican las mangueras a presión se cuentan la fractura espinal, las concusiones, los daños oculares (en 2010 un hombre alemán quedó ciego por el impacto del agua) y los traumas múltiples. Desde el Ministerio del Interior también se alegó que el uso de las mangueras “tiene un potencial impacto en la percepción pública de la legitimidad policial”, y que el uso solo ayudaría a empeorar las tensas relaciones de ciertas comunidades con la policía local.

Las mangueras fueron usadas en Londres en 2011, cuando hubo disturbios masivos. “Este país tiene una historia orgullosa de cumplir la ley por consenso, y esta decisión apunta al corazón de eso”, agregó May. Por su parte, la vocera de Asuntos Internos, Joanna Cherry, alegó que los ministros escoceses también expresaron su rechazo a las mangueras de agua a presión. Lo cual da a entender que prevaleció la democracia, el respeto a la diversidad y la paz, sin policías represores ni manifestantes heridos.

Visto en BBC

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas