¿Es o No es?

Reino Unido anuncia controles a la prensa

Surge en la Gran Bretaña de David Cameron el interrogante sobre controlar o no lo que publica la prensa. Ciertos escándalos periodísticos avalan la propuesta, mientras que otras voces defienden a ultranza la necesidad de libertad de expresión.

 

buendiario-News-of-the-world

News of the World, el diario de Murdoch que debió cerrar por corrupción

Con la excepción de la intocable City, no hay estamento o sector que se salve de la quema, por muy grande e importante que sea. Y eso va tanto para la BBC como para todos los otros medios de comunicación. La situación que atraviesa la prensa impresa en Gran Bretaña tras el escándalo de las escuchas ilegales que precipitó el cierre definitivo del centenario tabloide dominical News of the World, de Rupert Murdoch, hace que merezca ser tratada como un caso aparte.

La prensa británica ya había acumulado un largo y vergonzoso historial de prácticas dudosas e incluso, a veces, delictivas, cuando en julio del 2012 estalló la bomba. Se supo que News of the World pagó a un detective privado cantidades millonarias a cambio de pinchar el móvil de Milly Dowler, una adolescente secuestrada y asesinada en el 2002. Fue la gota que colmó el vaso, pues era evidente que se tendría que hacer algo, lo que fuera, para evitar que se repitiera semejante atrocidad.

Cayeron cabezas, singularmente la de Rebekah Brooks, mano derecha en sus tiempos de Murdoch; y este y su hijo James pidieron perdón y el planeta Tierra seguía dando vueltas como si nada. ¿Fin de la historia? No del todo: porque al juez lord Brian Leveson se le encomendó una investigación.

La primera parte del informe de Leveson -a él le costó 16 meses de trabajo y a los contribuyentes casi cuatro millones de libras- tiene 1.987 páginas. Entre los testigos que desfilaron ante el juez hubo de todo, empezando por famosos como Hugh Grant o JK Rowling, la autora de la serie de Harry Potter; pero sobre todo periodistas, policías y políticos.

El largo título del informe señala que reza sobre “la cultura, la práctica y la ética de la prensa” (se entiende que impresa) en el Reino Unido. Si la investigación no abarca los medios de comunicación en general, se debe, en parte, a que los organismos de radiodifusión y de telecomunicaciones están regulados por Ofcom, un organismo que ya está regulado por la ley pero cuyo director, una vez más, debe su silla a una decisión política.

El informe aborda, aunque de forma parcial, una cuestión clave: ¿quién vigila a los vigilantes?

Entre 1997 y el 2003, 91 periodistas del Daily Mail y el Mail on Sunday contrataron al mismo detective para que este les consiguiera informaciones. Visto lo visto, resulta extraño que Leveson recomendara en la conclusión de su informe la creación de un organismo independiente supervisor de la prensa que garantice que los medios pueden autorregularse debidamente. ¿A quién le correspondería elegir a los miembros? La manifiesta ineficacia de la existente Comisión de Quejas de la Prensa debía haberle servido de advertencia.

El 18 del mes pasado, el Gobierno de David Cameron anunció, con el apoyo de la oposición laborista de Ed Miliband, la creación de un organismo supervisor de los medios.

Hay quien habla de censura, quien habla de libertad de expresión y quien habla de necesidad de regular a los medios. ¿Quién prevalcerá en el gran país anglosajón?

Visto en La Vanguardia

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas