Entretenimiento

Reabrió la confitería London en el centenario de Cortázar

Coincidiendo con el centenario del nacimiento de Cortázar, “el London” reabrió sus puertas el pasado 24 de agosto. El bar histórico, cerró sus puertas hace un año pero, al igual que el estilo de del mencionado escritor, logró resistir el paso del tiempo.

 

 Buendiario-reabre-bar-london-city-adentro-Buenos-Aires

 

La marquesa salió a las cinco’, pensó Carlos López. ‘¿Dónde diablos he leído eso?’. Era en el London de Perú y Avenida“, escribió Julio Córtázar en las páginas de su novela “Los premios” (1960), ambientada en el café London City .
 
“En sus orígenes, en 1895, fue una mansión Ortiz Basualdo. En 1920, Cuando Gath y Chaves la convierten en el anexo de su tienda, demuelen y dejan solamente primer y segundo piso, se hace la cúpula y queda el edificio actual. El bar abre en 1954”, reconstruye María Salazar Cobo (del estudio Darq, responsable de la reforma junto a Gustavo Terraza).
 
Como otros “Cafés notables” de Buenos Aires, (con esa distinción se conocen a los 73 establecimientos porteños más emblemáticos y tradicionales de la ciudad), London City cambió varias veces de manos y en cada una de las reformas perdió algo de su esencia. El año pasado se dividió la sociedad que lo administraba y cerró. “Los bares y la cultura del bar forman parte de la identidad porteña. Pero la Ciudad va cambiando y hay que readaptar la situación, porque a pesar de lo que significa, el bar es un negocio. Y si el negocio no funciona, por más notable que sea el bar, no funciona”, expone Liliana Barela, directora de Patrimonio Histórico de la Ciudad, el área que acompañó y asesoró el proceso.

 

Buendiario-reabre-bar-london-city-Buenos-Aires
 
El bar fue remodelado y a medida que se levantaban las capas de las sucesivas reformas previas aparecieron huellas del edificio original y pudieron hacer réplicas y adaptaciones en las molduras, las columnas espejadas y algunos revestimientos. También de la marquesina original, cuyo último registro fotográfico es de 1969 y no se sabe en qué año se retiró.
 
Con la idea de devolver al porteño la esencia del lugar incorporamos una barra de café al paso. Cuentan que en los orígenes era así, pero no hallamos registro fotográfico. Lo hicimos en la vidriera que da a Perú para mostrar esa cosa del cafecito rápido del porteño. También va a haber café para llevar y un sector de confitería donde la gente va a poder comer un sándwich o llevarse una linda torta, además de la comida tradicional del restaurante”, explica Salazar Cobo. Otra novedad es que volverán a abrir los fines de semana.
 
Al listado de remodelaciones, se suma una placa y una mesa que recuerdan las visitas habituales de Julio Cortázar con la leyenda:
“Homenaje y reconocimiento de London City al gran escritor que dejó inmortalizado el nombre de nuestra confitería en una de sus memorables obras.”

 

buendario-London-bar-cafe-julio-cortazar
 
Los empleados del clásico establecimiento, vestidos de elegante blanco y negro, señalan orgullosos el pequeño homenaje porque saben que se trate de un buen libro o un gran bar, Julio y “El London” nos demuestran que los clásicos siempre resisten el paso del tiempo.
 
 
Visto en El Imparcial y Clarín 
 
Esta nota fue editada por María Victoria Prieto

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas