Nota Patrocinada

Rafa Nadal, Basilea y poco más

El tenis ha podido disfrutar del resurgimiento de una de las apuestas más destacadas de este deporte con Roger Federer como estandarte. El suizo nos ha brindado unos últimos meses magníficos que nos han hecho olvidar un poco la ausencia de Rafa Nadal.

 

Buendiario-Rafa-Nadal

 

El final de temporada de Nadal pende de un hilo. Después de su principio de apendicitis en Shanghái que no le permitió rendir al mejor nivel cayendo con Feliciano López más pronto de lo esperado, ahora se cuestiona si acudirá a los tres torneos que tenía previstos en su calendario.

En principio, parece que el tenista balear acudirá al torneo de Basilea, teniendo en cuenta la opinión de los médicos, que le han dicho que no hay riesgos de agudizar la enfermedad. El doctor Cotorro confirmó que “obviamente, no se trata de una apendicitis aguda” porque si no tendría que operarse de inmediato ante los fuertes dolores que produce este tipo de infección. Pues bien, teniendo en cuenta la evolución del manacorí, a priori Nadal tenía la intención de ir a Basilea, luego a París y acabar con la copa de maestros en Londres, una de las espinas que tiene clavadas en su palmares ya que no ha conseguido ganarla todavía. Pero, ante el mencionado problema acontecido en la gira asiática, la idea es ir paso a paso.

“Ahora ya es un tema de saber cuándo se realizará la operación, si se opera después de París o antes: no lo sabemos. Ahora iremos a Basilea, ya que los médicos han dicho que no hay problema por tema de apendicitis. Después, ya veremos”, comentó su tío, en principio dejando cerrada la puerta a Londres ya que no menciona dicho torneo en ningún momento. Algo que rápidamente su director de relaciones públicas, en declaraciones a ‘The New York Times’, se encargó de matizar. “Es seguro que Rafa Nadal jugará en Basilea. Pero no está decidido ni está claro que después no juegue la Masters Cup. Tras Basilea, Rafa consultará con los médicos y después decidirá, dependiendo de cómo se encuentre”, afirmó.

Pero, como siempre, lo que más claro queda y lo que nos deja más o menos tranquilos es la opinión del jugador, que mencionó: “estoy bien, normal, creo que de momento no tengo mucho problema, tan solo un poco más flojo de defensas”, por lo que las expectativas para Basilea son optimistas pero es evidente que la enfermedad está ahí.

En definitiva, se puede considerar la temporada de Rafa como algo caótica. Comenzó todo con aquellas llagas en Australia para dar paso a sus problemas de espalda que prosiguieron hasta después de Roland Garros a pesar de su novena victoria sobre la arcilla de París. Luego, en Wimbledon, pagó el esfuerzo de la exigencia en ‘su’ torneo por antonomasia y posteriormente se lesionó de la muñeca derecha, lo que le impidió formar parte del cartel en el US Open. Ahora, esta inoportuna apendicitis le condiciona el final de una temporada con luces y sombras pero que nos deja buenas sensaciones cuando el español ha estado sano. Esperemos que, si no es en esta recta final, de cara a la vuelta tras las vacaciones tenga algo más de suerte y aproveche que no tendrá tantos puntos que defender en muchos de los torneos importantes del circuito.

Al menos, en espera de ver a Nadal, el tenis ha podido disfrutar del resurgimiento de una de las apuestas más destacadas de este deporte con Roger Federer como estandarte. El suizo nos ha brindado unos últimos meses magníficos que nos han hecho acordarnos algo menos de la ausencia de Rafa Nadal.
Guillermo Fernández

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas