Bienestar

IKIGAI – Descubrí tu razón de ser en el mundo

Encontrar nuestro Ikigai es un desafío, que de lograrlo, nos permitirá dar con el sentido de nuestras vidas.

 

Ikigai, un concepto de autoconocimiento.

Ikigai, un concepto de autoconocimiento.

 

Existen dos momentos clave en la vida, donde nunca es tarde para replantearse un nuevo rumbo:

  • Cuando empezás a tomar decisiones respecto a tu futuro.

En esta etapa estás pensando qué estudiar o a qué dedicarte profesionalmente.
Si estás aquí, considero importante que encuentres aquello por lo que merece la pena vivir, para que elijas transitar un camino que te permita disfrutar más y mejor de tu vida, y enfocarte en tu camino con determinación.

 

  • Cuando sentís que querés reinventarte laboralmente.

En esta etapa ya elegiste un camino profesional pero sentís que necesitás un cambio.
Aquí probablemente te sentís estresada/o, no te gusta tu trabajo y cada vez te requiere más esfuerzo. Puede que trabajes en actividades que no se encuentren alineadas a tus cualidades y/o valores, y por lo tanto no obtenés placer ni disfrute. Quizás, lo que te motiva a estar allí es ganar más dinero o la estabilidad, pero no te da gratificación y no ves la proyección del desarrollo de tus capacidades.

Una vida con propósito, sentido y disfrute es posible si decidís iniciar un camino de autoconocimiento, desarrollo y liberación de potencialidades, sin importar la edad que tengas.

Entendemos que muchos nos sentimos perdidos al momento de tomar decisiones vinculadas a nuestro futuro y nuestra profesión, es por eso que a través de un concepto japonés llamado Ikigai intentaremos dar luz al camino de la elección.

 

¿QUÉ SIGNIFICA IKIGAI?

IKIGAI es una palabra japonesa que se compone de dos vocablos: iki, que se refiere a la vida, y kai que significa “la realización de lo que uno espera y desea”.

Su origen es muy antiguo. Se remonta al período Heian, el último período de la época clásica de la historia japonesa, que tuvo lugar entre los años 794 y 1185 d.C.

De allí se derivó Ikigai como una palabra que significa:
• valor en la vida
• razón de vivir, de ser
• motivo por el cuál levantarse cada mañana
• el sentido de nuestra existencia
• el propósito de nuestra vida
Éste término encarna la idea de la felicidad de vivir, junto a la creencia de que la suma de pequeñas alegrías, contribuyen a una vida más plena.

 

¿Sabías que…?

El pueblo Okinawa, en Japón, concentra la mayor población de centenarios del mundo. En ese lugar la gente afirma que sus ganas de vivir provienen del Ikigai.

 

Cuadro en español de concepto japonés que significa Ikigai sentido de la vida

Ikigai sentido de la vida

 

Existe un método para descubrir tu Ikigai, el cual consiste en encontrar cuál es la intersección entre tus valores, las cosas que te gustan hacer, y las cosas en las que eres bueno.

Antes de adentrarnos en este tema, me gustaría compartirte la siguiente historia:

En una minúscula aldea japonesa una mujer se debatía entre la vida y la muerte. De pronto tuvo la sensación de ser separada de su cuerpo y subida al cielo, donde creyó escuchar la voz de sus antepasados.

– ¿Quién eres? -le dijo una voz.
– Soy la mujer del tendero -replicó ella.
– Yo no te pregunté de quién eres mujer, sino quién eres tú -.
– Soy la mamá de tres hijos- contestó.
– No te solicité que me contestes cuántos hijos tienes sino quién eres-,
– Soy maestra en un colegio-.
– No quiero saber cuál es tu profesión, sino quién eres-,
La mujer no parecía dar una contestación adecuada a la pregunta, hasta que dijo:
– Soy quien se despierta cada día para cuidar y amar a mi familia y ayudar a que se desarrollen las mentes de los niños en mi escuela.

Con esa respuesta aprobó el exámen al que fue sometida y fue enviada de vuelta a nuestro mundo.

A la mañana siguiente se despertó sintiendo un profundo sentido de significado y propósito: había descubierto su Ikigai.

Podríamos decir entonces, que el IKIGAI se encuentra en un punto que reside en la suma y unión de un cuadrante fundamental en la vida: pasión, vocación, misión y profesión. Dicho de otro modo, la mezcla de eso que amás (pasión), eso en lo que sos bueno (vocación), lo que el mundo necesita (misión) y aquello con lo que ganás dinero (profesión).

Como bien muestra la imagen descubrir nuestro propósito para desarrollar un Plan de Vida es producto de la suma de varios factores.

Nota relacionada: 5 consejos para soltar los miedos y viajar por el mundo

¿Cómo unir nuestra misión, pasión, profesión y vocación?

Empecemos paso a paso, para aproximarnos al encuentro de la respuesta.
Te invito a reflexionar y registrar conscientemente cada uno de los cuatro elementos con sus correspondientes preguntas, y que luego los interrelaciones, buscando puntos en común.

 

1. Lo que nos encanta hacer, lo que amamos.

Confucio dijo: “Elige un trabajo que te guste y no tendrás que trabajar ni un día de tu vida”.
De esto se trata precisamente hacer lo que uno ama, y en esto consiste encontrar nuestra pasión. Cuando hacemos aquello que amamos estamos llevando a cabo nuestra pasión, y cuando convertimos nuestra pasión en una forma de vida nos sentimos verdaderamente realizados y felices. Descubrir nuestra pasión lleva tiempo y convertirla en una forma de vida también.

Todos tenemos una pasión. Todos. Debes saber que la pasión está directamente relacionada con nuestro nivel de felicidad, paz, armonía y calidad de vida.

¿Qué cosas disfrutas realizar?
¿Qué te apasiona?
Si tuvieses el éxito asegurado, ¿qué es lo que harías?
¿Con qué actividades se te pasa el tiempo volando?
¿Qué cosas te gustaban cuando eras niño?

 

2. Lo que hacemos bien

Nuestra pasión usualmente va ligada a lo que hacemos bien y, aunque no siempre es así, podemos ser buenos en lo que hacemos o podemos mejorar, volvernos expertos o excelentes. No es suficiente encontrar la pasión, sino que también es fundamental enfocarnos en ser excelentes en ella.

¿Qué trabajo realizarías incluso sino te pagaran por ello?
¿Qué te resulta fácil hacer?
¿Para qué cosas te suelen pedir ayuda?

 

3. Lo que el mundo necesita

Un buen ejercicio es pensar en lo que el mundo necesita, aquellas cosas por mejorar, aquello que nos hace ruido interno, y reflexionar respecto a cómo nosotros podemos contribuir en ello.

¿Qué necesidades podemos satisfacer? Cuando descubrimos cual es nuestra pasión, en qué somos buenos, debemos encontrar a la gente que necesita lo que tenemos para ofrecerles. Toda pasión tiene su salida profesional y siempre podemos reinventarnos.

¿Cuáles son las tres cosas más importantes, para vos, en la vida?
Si tuvieras que arreglar algo en el mundo ¿qué sería?
¿Qué es eso que el mundo necesita y vos podes darle?

 

4. Por lo que nos pagarán

Encontrar la forma de hacer <de lo que amamos> una forma de <vivir>, de eso se trata esta exploración.

¿Cómo convertimos nuestra pasión en una forma de ganar dinero?
¿Qué recursos necesitamos incorporar para ser excelentes en eso?
¿Qué profesión aportaría valor al desarrollo de nuestro propio proyecto de vida?
¿Qué preciso mejorar?
¿Cómo podemos convertir nuestra pasión en nuestra profesión?

Nunca es tarde para desarrollar nuestro proyecto de vida. Hay un dicho que dice “No abandones tus sueños por el tiempo que llevará. El tiempo pasará igual. ¡Tenlo siempre presente!”

Nota relacionada: Alumnos de escuela técnica fabrican carros ortopédicos para perros

 

¿Podés considerar tu trabajo como tu Ikigai?

 

tu profesión y tu felicidad, ligados

tu profesión y tu felicidad, ligados

 

La respuesta es ¡SÍ! Si te animás y aprendés a vivir de tu pasión!

“El objetivo es identificar aquello en lo que sos bueno, que disfrutás hacerlo, y que, además, sabés que aporta algo al mundo. Cuando lo llevás a cabo tenés más autoestima, porque sentís que tu presencia en el mundo tiene un sentido, y la felicidad sería la consecuencia.” Miralles, escritor de los libros “El método Ikigai” y “Los secretos de Japón para una vida larga y felíz”.
La búsqueda que propone el coaching vocacional consiste en ir hacia adentro, debido a que es lo único de lo que somos responsables, que podemos controlar y gestionar.

Si enfocamos nuestra energía y atención en nuestro interior, descubriremos un camino gratificante (aunque laborioso), en donde es posible desarrollar la plena conciencia de nuestro poder personal, para desde allí construir la realidad que realmente deseamos vivir.

Por último te comparto un recorte del libro Las enseñanzas de Don Juan, de Carlos Castaneda:

“Cualquier cosa es un camino entre cantidades de caminos. Por eso debes tener siempre presente que un camino es sólo un camino; si sientes que no deberías seguirlo, no debes seguir en él bajo ninguna condición. Para tener esa claridad debes llevar una vida disciplinada. Solo entonces sabrás que un camino es nada más un camino, y no hay afrenta, ni para ti ni para otros, en dejarlo si eso es lo que tu corazón te dice. Pero tu decisión de seguir en el camino o de dejarlo debe estar libre de miedo y de ambición. Te prevengo. Mira cada camino de cerca y con intención. Pruébalo tantas veces como consideres necesario. Luego hazte a ti mismo, y a ti solo, una pregunta. Es una pregunta que sólo se hace un hombre muy viejo. Mi benefactor me habló de ella una vez cuando yo era joven, y mi sangre era demasiado vigorosa para que yo la entendiera, ahora sí la entiendo. Te diré cuál es: ¿tiene corazón este camino?

Tomate unos instantes para escuchar esa respuesta… El camino que estás recorriendo hoy, el camino que elegiste o te comprometiste a recorrer: ¿resuena en tu corazón?

Por favor, no busques comprender esta pregunta con la mente, intentá sentirla con el alma.

Si algo de esta nota resuena en vos, o si aviva una llama dentro tuyo, habré cumplido mi propósito aquí hoy. Y si querés realizar un trabajo más profundo para descubrir tu Ikigai podés contar conmigo.

Escribime a: [email protected] o a mis redes sociales Facebook: @GestandoPotencial // Instagram: @CeciAlvarezCoach

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas