¡WOW!

Pueblo noruego usa espejos gigantes para sentir el sol

Rjukan, un pequeño pueblo noruego, dijo basta: las autoridades se movilizaron y encontraron una curiosa pero efectiva forma de que el sol llegue a sus habitantes. ¡Y funcionó!

 

La plaza del pueblo, invadida por la luz. ¡Fiesta!

La plaza del pueblo, invadida por la luz. ¡Fiesta!

 

Toda una vida encerrados entre montañas privó a los habitantes de Rjukan del calor del sol en invierno. Las cabezas del pueblo decidieron que era hora del cambio, y de dejar de vivir en penumbra durante esos meses de frío, que son casi la mitad del año. Si hasta hace falta subirse a un cablecarril para llegar a un pico elevado y acceder a un poco de vitamina D…

Noticia relacionada: El método noruego para convertir basura en energía

Este pasado miércoles, los rayos solares llegaron por primera vez a la plaza central del pueblo, gracias a tres espejos gigantes ubicados en la montaña más cercana. Alegres familias se reunieron y bebieron cocktails, hicieron flamear las banderas y se calzaron sus anteojos de sol, a medida que el sol emergió de entre las nubes y reflejó sobre sus vidas, cambiándolo todo.

 

Los tres potentes espejos, héroes de la comunidad

Los tres potentes espejos, héroes de la comunidad

 

No vamos a decir que la luz solar pegó plenamente, pero los residentes del pueblo dicen que la diferencia es abismal. “Antes, en un día lindo, veías que el cielo era celeste y que el sol brillaba, pero no lo sentías. Era frustrante“, comentaba Karin Roe, de la oficina de turismo local. “Ahora se siente el calor. A veces no hay tiempo para subir a la montaña pero uno puede ir a la plaza y sentir la calidez en la cara”.

Noticia relacionada: Mítico cartel de Las Vegas usará energía solar

El plan no es nuevo: se le ocurrió hace cien años al industrial Sam Eyde, quien construyó el pueblo para que los empleados de la planta hidroeléctrica ubicada en la cascada cercana tuvieran un hogar. El ingeniero nunca vio su plan concretado, pero le sirvió de consuelo que su pueblo fue un lugar clave de la resistencia noruega a los nazis. De hecho, la historia de doce saboteadores noruegos que combatieron a soldados de Adolph Hitler será convertida en una serie de diez capítulos por el famosos director Danny Boyle.

 

La luz que llega desde las montañas...

La luz que llega desde las montañas…

 

Volviendo a los espejos, los mismo logran iluminar un tercio de la plaza. Jan-Anders Dam-Nielsen, director del Museo Industrial de Noruega, cree que el experimento solar abre un nuevo capítulo en la historia del pueblo. Y todo gracias a Martin Andersen, un artista del pueblo que revivió la idea y ayudó a recaudar fondos para llevarlo a cabo. Parece menor, pero basta sentir el sol en la cara para saber que es una sensación impagable.

Ver también: Primer ministro de Noruega conduce taxi por un día

Visto en The Guardian

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas