Pura vida

Pueblo cordobés mide la felicidad de sus vecinos

En Laguna Larga, hicieron una inusual encuesta indagando si la gente era feliz y qué cosas le provocaban ese estado. Familia y amor, las dos respuestas más recurrentes.

 

buendiario-Pueblo-cordobes-mide-felicidad-vecinos

 

Nada de lo que es importante se puede medir” , le hacía decir Antoine de Saint Exupéry con sabiduría al Principito. Si fuese cierto, no sería posible medir la felicidad. Pero varios intentos hubo en las últimas décadas. Los más sanos, con la idea de hallar respuestas que ayuden a mejorar las condiciones de vida de la gente.

Noticia relacionada: ONU declara al 20/3 como el “Día de la Felicidad”

Si el mundo lo ha intentado, ¿por qué no podría hacerlo, más humildemente y para su propia gente, un pueblo cordobés? En ese desafío se metieron en Laguna Larga, localidad de 7.500 habitantes del departamento Río Segundo, que se propuso medir la felicidad de sus vecinos y conocer qué elementos favorecían ese estado. Pura ilusión romántica para algunos. Una búsqueda diferente para los que creen que la felicidad no depende centralmente de niveles de consumo, de educación y de ingresos.

No hay antecedentes de que otra localidad del país lo haya intentado. Martín Torres, secretario de Gobierno del municipio que contrató la realización de la encuesta, asegura que sólo dieron con algunos relevamientos en el exterior, y con un ensayo, pero muy generalizado, que en Buenos Aires abordó la Universidad de Palermo, años atrás.

Noticia relacionada: Estudio revela que el semen da salud y felicidad

En Laguna Larga, jóvenes capacitados por un especialista en encuestas salieron en noviembre pasado a consultar a 300 vecinos mayores de 16 años y de ambos sexos. No preguntaron sobre hábitos de consumo, candidatos ni marcas. Asombraron al querer saber si eran felices y qué los hacía así, al menos en su pueblo.

El informe aborda el análisis de indicadores de bienestar subjetivo, orientado a entender mejor las actitudes y opiniones de los habitantes de Laguna Larga, relacionados particularmente con la felicidad y la satisfacción personal con la vida” , apunta en la introducción del trabajo su autor, Hernán Perín.

Cuando a los vecinos se les pidió “que definan espontáneamente a la felicidad en una sola palabra” , sin ofrecer opciones, hubo dispersión de respuestas pero resaltaron claramente dos: familia y amor, lejos como primeras, citados por el 27,8 y el 26,4 de los encuestados. Luego, el 7,7 nombró la salud y más abajo aparecieron bienestar, paz, alegría, hijos, amigos y trabajo, en ese orden.

Noticia relacionada: El Banco de la Felicidad, donde la ayuda va y viene

Frente a la consulta de “si es posible alcanzar la felicidad en la vida” el 94 por ciento respondió afirmativamente, y ante la consulta de si incide el lugar en el que uno vive para eso, el 40 por ciento interpretó que lo ligaba a estar en Laguna Larga, mientras un parejo 35 consideró que no dependía de eso.

También se indagó sobre “la autopercepción de felicidad” , y 9 de cada 10 dijeron ser “de alguna manera felices” . Más puntual: cuatro de cada 10 afirmaron ser “muy felices” y sólo el ocho por ciento se mostró convencido de no serlo. La encuesta refiere que hay más autopercepción de felicidad entre los hombres que entre las mujeres, y que en ambos sexos es mayor el porcentaje que dice ser feliz mientras menor es la edad. “En general, estar en pareja, profesar una religión y tener trabajo son tres dimensiones que se asocian positivamente con la autopercepción de felicidad” , señala en sus conclusiones el politólogo Perín, a cargo del trabajo.

En cuanto a la utilidad, el informe aproxima una respuesta: a la luz de los resultados, una sociedad (o al menos esta) para promover la felicidad de sus habitantes sabe que debe favorecer, ante todo, los vínculos de calidad entre las personas.

 

Visto en La Voz

Agradecemos a Perla Wior por enviarnos esta noticia.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas