¿Es o No es?

Proponen resignificar la esvástica tatuándola gratis

Decenas de tatuadores de todo el mundo se sumaron a la movida de tatuar el emblemático símbolo nazi para recuperar su sentido original, como antiguo símbolo hindú que definía tanto a la suerte como a la reencarnación.

¿Es una buena noticia que se busque cambiar un símbolo tan cargado de energía negativa para devolverle su luminosidad o no hay modo de volver atrás y la acción se presta a confusiones que sólo pueden generar violencia?

 

ManWoman, el poeta canadiense que impulsó la recuperación del símbolo

ManWoman, el poeta canadiense que impulsó la recuperación del símbolo

 

El artista del tatuaje Peter Madsen, de Dinamarca, atendió a 54 clientes a lo largo del día en su negocio de Copenhague, y la gente seguía entrando. Tatuajes que suele cobrar 180 dólates cada uno, ese día fueron gratuitos, y siempre la misma imagen: la cruz gamada, como parte de la campaña “Aprender a amar la esvástica”, de alcance mundial.

La esperanza es la de recuperar a símbolo del que los nazis abusaron, y restaurar su sentido original de la India, donde servía para representar la paz y la bondad“, comentó Madsen sobre su tarea.

Noticia relacionada: Neonazi descubre que es judío y se arrepiente de todo

La campaña respondió al aniversario de un año de la muerte del poeta canadiense ManWoman, quien escribió el libro Esvástica gentil, reclamando la inocencia y cubrió su cuerpo con 200 tatuajes de dicho símbolo. “Una vez conocí a ManWoman, estaba cubierto de esvásticas”, cuenta Audrie Cabena, que trabaja en una tienda de tatuajes en Dundee, Escocia. “Es importante recuperar el símbolo para realmente educar a la gente”.

 

Buda, primer portador de la esvástica, en la tradición hindú

Buda, primer portador de la esvástica, en la tradición hindú

 

El símbolo de la cruz gamada suele estar asociado a los grupos supremacistas de personas blancas, a menudo presentes en Europa, Estados Unidos y Rusia, que responden a los ideales nazis. La esvástica, de hecho, está prohibida en varios países del mundo. “Considero que un símbolo que alguna vez fue otra cosa, pero que fue secuestrado y apropiado por los nazis, ya no puede ser lavado“, expresó Finn Schwartz, presidente de la Congregación Judía de Copenhague.

Noticia relacionada: Nike retira productos del mercado por faltarle el respeto a los tatuajes samoanos

Madsen reconoció que el cuestionamiento de la comunidad judía es legítimo, pero prefirió negarse a “dejar que el mal se quede con ese símbolo”. Los tatuadores que se sumaron a la propuesta debieron antes cerciorarse de que cada tatuado que recibía su esvástica gratuita certificara que no lo hacía con fines antisemitas; esto es difícil de definir, pero quedó en el criterio de cada tatuador saber leer el carácter y las intenciones de la persona que tenían en frente.

Puede que ellos piensen que están portando un símbolo racista, pero eso no cambia el hecho de que en realidad llevan en el cuerpo el símbolo que representa un mundo mejor“, afirmó Madsen, como corolonario un tanto dudoso.

Noticia relacionada: Se tatúa el cuerpo para cubrir problema de piel y bate récords

Hoy nos preguntamos: ¿Es una buena noticia que se busque cambiar un símbolo tan cargado de energía negativa para devolverle su luminosidad o no hay modo de volver atrás y la acción se presta a confusiones que sólo pueden generar violencia?

Visto en AFP

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas