Mundo

Profundizar la democracia: Ley Nacional de Danza

La comunidad de la danza se hizo cargo de pensar políticas para su actividad y elaboraron la Ley Nacional de Danza, que llegó al Congreso el pasado septiembre y se está debatiendo en la Cámara de Diputados.

Buendiario- Ley Nacional de Danza bailarines

La comunidad de la danza tiene necesidades postergadas por más de un siglo. En situación de desprotección y desregularización, los artistas del movimiento se desplazan como puntos ciegos ante los ojos del Estado.

En el año 2007 comenzó un proceso arduo que culminó con la presentación del proyecto de la Ley Nacional de Danza en la Comisión de Cultura del Congreso en septiembre del año pasado.

Para lograrlo, los artistas se tuvieron que hacer cargo ellos mismos y rebuscárselas. Comenzaron a reunirse en asambleas en el Centro Cultural de la Cooperación para discutir las problemáticas y aunar las fuerzas.

La presentación en la Cámara de Diputados fue realizada por mesa de entradas como “Comunidad de la Danza”.

“La danza, en sus diversos géneros y manifestaciones, por su valor social y por constituir un factor esencial en el desarrollo de la cultura al ser creadora de valor simbólico, será objeto de promoción, estímulo y apoyo del Estado”.

Uno de los principales puntos es la creación del Instituto Nacional de Danza (IND), encargado de desarrollar las políticas estratégicas para la danza. Deberá brindar apoyo financiero a la creación y producción de la danza no oficial, a salas no oficiales que se dediquen a la danza, a la investigación teórica, técnica y artística y a la formación y perfeccionamiento de coreógrafos, intérpretes, investigadores, docentes, gestores y productores de danza. Contempla la segmentación de seis regiones culturales, para atender a las necesidades y dinámicas de cada lugar, y la creación de circuitos culturales que fomenten la distribución de la danza.
Otro de los tópicos atiende a la difusión y se propone la creación de un canal de televisión para el IND, así como un espacio dedicado a la danza en los medios estatales. Esto viene a saldar una deuda que no atañe a lo económico.

Tiene que haber políticas culturales que apoyen a la danza con la construcción de hábitos culturales, con la creación de espectadores a través de la presencia de la danza en los medios de comunicación y en el sistema educativo.

Como un eje transversal, en la ley se propone una concepción del artista de la danza como trabajador. Respecto de esto, Mariela Queraltó, de la Dirección de Danza de la Secretaría de Cultura de la Nación, alerta: “Los artistas de este medio deben concientizarse de que son trabajadores, y como tales tienen derechos laborales inalienables. Son trabajadores porque crean sentido en el universo cultural y, por lo tanto, deben ser respetados y considerados.

Visto en Recursos culturales

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas