Pura vida

Producen músculo en laboratorio que se cura solo

Científicos norteamericanos han logrado crear un músculo artificial que no solo se parece y funciona como el real, sino que se cura a sí mismo, un importante paso en la ingeniería de tejidos.

 

Buendiario-primer-musculo-laboratorio-duke-cura-solo-3

Así se ven en detalle las fibras del músculo creado

 

Los especialistas de la Universidad de Duke afirman que el músculo creado puede ser usado para reparar daños producidos en el tejido humano. Las pruebas hechas en ratones resultaron todo un éxito, y se han publicado en el periódico científico Proceedings of the National Academy of Sciences.

Noticia relacionada: Hallan proteína que convierte el colesterol en vitamina D

Los investigadores confirman que su éxito se debió a que lograron crear el ambiente perfecto para que el músculo creciera: fibras contráctiles bien desarrolladas y un conjunto de células madre inmaduras (conocidas como “células satélite”), las cuales pueden convertirse en tejido muscular. En las pruebas, el músculo desarrollado en laboratorio resultó fuerte y bueno en la contracción, y fue también capaz de repararse a sí mismo cuando los investigadores le produjeron una lesión mediante una toxina.

 

Buendiario-primer-musculo-laboratorio-duke-cura-solo-2

El equipo de Duke a cargo de la creación

 

En las pruebas, el tejido se integró correctamente con el resto del tejido circundante, y en breve tiempo comenzó a realizar el trabajo que le corresponde. El investigador principal, Nenad Bursac, afirmó que “el músculo que creamos representa un importante avance en el campo de la ingeniería médica” y luego agregó que “es la primera vez que un músculo artificialmente producido se contrae tan fuertemente como un músculo esqueletal nativo neonatal”, lo cual quiere decir que entre la creación y un tejido originario casi no hay diferencia.

Noticia relacionada: Nuevos tornillos para operaciones hechos de… ¡Seda!

El experto en el área Mark Lewis, profesor de la Loughborough University, comentó que “el actual trabajo lleva la investigación precedente a un nuevo nivel, transplantando a un músculo creado en laboratorio a un ser vivo, y logrando que continúe funcionando como si fuera nativo”. La comunidad científica deposita gran fe en las células madre, las cuales pueden convertirse en cualquier tipo de tejido, gracias a la medicina regenerativa.

En el pasado se han logrado diseñar pequeños riñones e hígados en el laboratorio a través de células madre, y han habido avances con corazones creados de este modo, pero este avance realmente lleva un paso más lejos la posibilidad de salvar vidas gracias a músculos artificiales. Otro éxito de la medicina, digno de celebrarse.

Visto en BBC

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas