Sociedad

Primer jugador NBA que sale del closet

“Tengo 34 años, juego de centro en la NBA. Soy negro. Y soy gay”. Así empieza la conmovedora declaración de Jason Collins, primer jugador de la NBA en reconocer públicamente su homosexualidad. Un hito que, tal vez, abra la puerta a muchos otros, en un mundo tan cerrado como el deportivo.

 

buendiario-jason-collins-nba-closet 1

“No me propuse ser el primer atleta abiertamente gay en cualquiera de las grandes ligas deportivas norteamericanas, pero dado que lo soy, estoy feliz de empezar la conversación”, expresó Collins, como para romper el hielo. “Nadie ha hecho esto hasta ahora, y por eso levanto mi mano.”

En un largo artículo que la legendaria Sports Illustrated imprimió, Collins cuenta cómo descrubrió su orientación sexual, y los avatares que debió atravesar para ocultarla. Sin embargo, también hace muchas alusiones a sus pergaminos, entre los cuales se cuentan dos campeonatos juveniles, las finales de la Liga Universitaria de Basquet en los Estados Unidos y nueve playoffs en doce temporadas. Jugó en seis equipos profesionales de la NBA y hasta hay un juego en su honor, donde uno llega desde Collins a cualquier otro jugador en solo tres pasos.

“¿Por qué salgo del closet ahora?”, dice el jugador. “Comencé a pensar en esto en 2011, entre temporadas, cuando no tenía la distracción del basquet y empecé a pensar en otras cosas. A la primera a la que le conté fue a mi tía Teri, una jueza de San Francisco. Su reacción me sorprendió: Sé que sos gay hace años, dijo ella. A partir de ese momento empecé a sentirme cómodo en mi propia piel”, comentó Collins, cuya sensación actual resume así: “Algunos reconocemos y aceptamos nuestra sexualidad de entrada y otros necesitan más tiempo de horno. Yo debería saberlo – estuve en el horno por treinta y tres años.”

Collins narró sus citas con mujeres y hasta su compromiso de matrimonio. También recordó como en 2012 sintió envidia cuando su amigo y congresista por Massachusetts, Joe kennedy, marchó feliz en el Gay Parade. Pero ahora todo cambió. “Ya no quiero esconderme. Quiero marchar por la tolerancia, la aceptación y el entendimiento. Quiero ponerme de pie y decir yo también.”

El reciente bombardeo en Boston fue lo que impulsó a Jason a declarar su sexualidad abiertamente. “No hay que esperar que las circunstancias sean perfectas. Las cosas cambian en un momento, ¿Por qué no vivir con verdad?” Ahora, Jason se ha comprometido a marchar junto a su amigo Joe en el Gay Parade de 2013, buscando inspirar a otros deportistas homosexuales para que dejen de ocultar su identidad.

Visto en Sports Illustrated

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas