Entretenimiento

Por primera vez, Roma abre la casa del emperador Augusto

Podrá ser visitada por turistas luego de una restauración de dos años y para conmemorar los dos milenios de su muerte.

 

buendiario-primera-vez-Roma-abre-casa-emperador-Augusto

 

Primer emperador de la Roma antigua, de la que fue declarado “Pontífice Máximo”, Augusto inauguró una edad de oro de estabilidad política y grandeza y a dos milenios de su muerte su huella es aún visible no sólo a través de su legado político, sino también de sus palacios apenas restaurados.

Augusto Gaio Julio César Octaviano, hijo adoptivo de César y su heredero directo, murió el 19 de agosto del año 14 de nuestra era, con lo que llegó a su fin un reinado de 44 años, el más largo en la historia de la Roma imperial. Para conmemorar los dos mil años de su deceso, la superintendencia de Bienes Arqueológicos de Roma abrió por primera vez al público la “Casa de Augusto” en la colina del Palatino, en la que fue fundada la Ciudad Eterna.

Noticia relacionada: Francisco abre su residencia de verano al turismo

“Augusto estableció en el Palatino su morada, al lado de su consorte Livia, y edificó un sistema de construcciones, incluidas algunas de tipo religioso, destinado a la culta y refinada difusión ideológica del propio poder y de la propia imagen”, dijo el arqueólogo Leonardo Guarnieri.

En un recorrido con medios extranjeros, confirmó que la restauración de todas las habitaciones del palacio del “Divus Augustus” fue terminada apenas este año y que por primera vez, previa reservación, pueden ser visitadas por el público. Augusto construyó su casa a un costado de donde fueron encontrados los restos del primer asentamiento humano que hace más de 3,000 años constituyó la base sobre la que se edificó Roma. La “Domus Augustea” (Casa de Augusto) se conectaba directamente con el “Lupercale”, la cueva donde según la leyenda Rómulo (fundador de Roma) y su hermano gemelo Remo fueron amantados por una loba.

 

buendiario-primera-vez-Roma-abre-casa-emperador-Augusto2

 

De acuerdo con Guarnieri, aunque formalmente el emperador no pareció alejarse de la línea de las “mores maiorum” (costumbres de los antepasados), la antigua estructura habitacional de época republicana fue transformada en el palacio imperial.

El emperador tenía una biblioteca donde trabajaba y recibía al Senado y al lado de su casa construyó un templo dedicado a Apolo, cuyos vestigios son aún visibles. Los restos del piso de mármol del palacio son también visibles, aunque los ambientes más interesantes están en dos habitaciones del ala occidental, que conservan la decoración de frescos realizados en torno al año 30 de nuestra era. Se trata de la “Estancia de las Máscaras”, con frescos que representan una escena teatral y la “Estancia con Guirnaldas de Pino”, decorada con frescos de color más claro.

Noticia relacionada: Irak impulsa economía: restaura arco del 540 d.C

Asimismo, como parte de la conmemoración de los 2,000 años de la muerte de Augusto, ha sido restaurada la Casa de Livia, la tercera esposa del emperador y quien gozó de notable influencia.

Según Guarnieri, fueron controladas pequeñas fugas de agua, restaurados los techos y resueltos los problemas de humedad que amenazaban a los frescos de las paredes, que representan escenas mitológicas y paisajistas. También ha sido reordenado el Museo del Palatino, donde están algunas de las más extraordinarias piezas arqueológicas de época augustea, a las que se han añadido las encontradas en las últimas excavaciones y las que estaban resguardadas en depósitos.

Visto en El Universal

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas