Entretenimiento

Pinta mural gigante con un marcador durante ¡7 meses!

El artista norteamericano Sean Sullivan se propuso una tarea titánica, y no se rindió hasta conseguirla. Durante más de medio año y con la ayuda de apenas un Sharpie pintó una pared detallada y hermosa.

 

 

Garabateo obsesivo y meticuloso: así podríamos definir al inmensa obra que se propuso llevar a cabo Sullivan, y en la que persistió hasta llegar al paroxismo de la creatividad aplicada. Decidió que serían cuatro meses de solitario trabajo, pero la cosa se extendió, y Sullivan siguió trabajando en su grandiosa pintura, hecha apenas con la ayuda de un Sharpie, tradicional marcador negro estadounidense.

Noticia relacionada: Colosales dibujos de Manabu Ikeda, japonés que trabaja solamente con tinta

El exceso, el desborde, la belleza. Está todo allí, en la obra. Tan demandante fue que, luego de haber superado por tres meses el plazo inicial previsto, Sean decidió tirar la toalla, si tal cosa fuera posible en una obra infinita. Y así, habiendo decidido cerrar el trabajo, el norteamericano decidió titularlo “Grand Pale Maw”.

Noticia relacionada: Artista crea inmensos patrones caminando en la nieve

La obra ocupó todo un largo pasillo ubicado en una galería de Los Ángeles, y se mantuvo en exposición apenas un mes, cuando la pared fue vuelta a cubrir. Pero, gracias a la magia de la fotografía, podemos apreciar ese trabajo efímero, que no estaba pensado para perdurar más allá del bestial despliegue de su creador. Como el graffiti, como el arte callejero, como un impulso: tal vez el arte está más en la acción que en el resultado. Tal vez dejar todo en la obra sea ya, de por sí, arte total.

Visto en Colossal

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas