Animales

¡Perro volador juega a no tocar nunca el piso!

¿Sabían que existen perros aéreos? Este boxer llamado The Stig es un claro ejemplo de ello, y su entusiasmo volador es una verdadera inspiración para todos nosotros, los vagos.

 

 

Todos tenemos en la vida algún perro hiperactivo. Más o menos cercano, conocemos el ejemplo de un buen pichicho que salta, corre, babea con su lengua espumante o hace el amor fervientemente a la pierna de un desconocido. Y, si bien dicho entusiasmo animal puede ser agotador, hay que reconocer que hay algo bello en ese estallido de vida, en esas ganas desenfrenadas de ser feliz, tan caninas por naturaleza.

Noticia relacionada: Hermosa amistad entre un perro y un elefante

 

Buendiario-boxer-volador-sillon-mesa-no-toca-suelo

El circo aéreo del boxer feliz

 

Para convocar a un ejemplo más a mano, les presentamos a The Stig, un atlético boxer cuyo deporte predilecto es saltar de sillón a mesa, de mesa a sillón, de sillón a mesa, de mesa a sillón, ante la persecución sin tregua de otros amigos perrunos. El buen can no se cansa, le da sin parar a su juego predilecto, y evita el suelo como si de lava se tratara.

Noticia relacionada: Cody, el perro que “grita” como humano

Velocidad, entusiasmo, gracia, locura. ¿Qué más podemos pedirle a este gran amigo del hombre? El perro volador nos entretiene como en un loop eterno, y su felicidad bien puede ser la nuestra, si nos lo permitimos. ¡Vuelen, perrines!

Visto en Buzzfeed

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas