Buen Samaritano

Perrito sobrevive gracias a respiración boca a boca

Steve Hunter, un australiano transportista de materiales de la construcción fue testigo de un accidente donde un auto atropelló a un perro y huyó sin ayudarlo. En vez de seguir su rutina, frenó y ayudo al can, y gracias a él hoy Salty sigue de pie en nuestro mundo.

 

Buendiario- Steve Hunter salva Salty perro atropellado

Steve con Salty y sus dueños.

 

Nota relacionada: Gatito herido se recupera gracias a ropa de honguito

Un vez presenciado el accidente y al ver que el auto responsable de las heridas de Salty huyó, Steve corrió para asistir al animalito y al ver que no reaccionaba decidió practicarle respiración boca a boca para reanimarlo. Gracias a su rápida reacción y ayuda, el perro sobrevivió.

“Fue automático(…) abrí sus maxilares y empecé a masajearle el pecho mientras le practicaba los primeros auxilios”, cuenta el “héroe” como fue apodado por los dueños de Salty. “Sentí que todavía tenía un par de latidos así que luego de la resucitación lo alcé en mis brazos y lo puse en la parte de atrás de la camioneta”, afirmó.

Una vez que vio reanimado al perro, lo llevó al veterinario, quien afirmó que de no ser por la ayuda de Steve, el can no hubiera sobrevivido.

Cuando la familia de Salty se enteró, quedaron muy sorprendidos, porque confesaron que nunca hubieran creído que un hombre grandote, con apariencia ruda y amante de las Harley, tuviera un corazón tan grande como para preocuparse por un perrito en problemas.

Pero las apariencias engañan, y siempre hay un buen samaritano a la vuelta de la esquina esperando ayudar a quien lo necesite. Una vez más un pequeño gesto de heroísmo, nos llena de esperanza, y eso es justo lo que necesitamos.

Visto en Diario Mascota

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas