Sociedad

Miss Israel ayuda a chicas a superar obesidad y anorexia

Mor Maman se consagró tras perder 30 kilos. Hoy lleva adelante campañas para combatir los problemas que generan los desórdenes alimenticios.

 

buendiario-Pasa-tener-sobrepeso-ser-Miss-Israel

 

Mor Maman era una niña del sur de Israel que tenía que afrontar crueles miradas y frases despectivas por su notable sobrepeso. “Algunos me insultaban llamándome gorda o vaca… casi nadie me invitaba a fiestas“, recuerda hoy la joven convertida en la mujer más solicitada, tras ser coronada como Miss Israel 2014.

Sus raíces familiares están bien incrustadas en la belleza ya que hace 30 años su madre Ilana se erigió en Miss Beer Sheva. Maman decidió a los 13 años luchar contra su sobrepeso a base de muchas ensaladas y ejercicio. Perdió 30 kg y ganó la guerra como reflejan ahora las espectaculares imágenes en bikini antes de ser coronada. Ahora espera que su triunfo ayude en la batalla contra la obesidad sin caer, dice, en el peligro de la anorexia.

Noticia relacionada: ¡Sin prejuicios! Con 160 kilos se baila todo

Cuando me pusieron la corona, sólo quería quitármela y ponértela a ti” , dijo la israelí llorando y dirigiéndose a su madre, en una entrevista. En contraste con esta semana de glamour y flashes, su vida fue más lágrimas que sonrisas. Hace cinco años, su madre sufrió un grave accidente que la dejó sin memoria. Ni rastro de su familia. “El doctor me preguntó si tenía hijos. Yo respondí que no estaba segura pero que me habían dicho que tengo tres hijos y que la del medio es muy guapa” , recuerda. Su hija nunca olvidará el momento: “Llegué al hospital y ella no sabía quién era yo. Había perdido la memoria y no me reconoció. Me preguntó quien era yo. Fue terrible y me fui llorando de la habitación” .

Por si fuera poco, posteriormente su padre sufrió un ataque de corazón. Las circunstancias la obligaron a madurar rápidamente y el sueño de ser Miss Israel contribuyó a su determinación contra la balanza.

Cuando fue elegida Miss Israel en una dura competición este martes por la noche, una imagen de la infancia le vino a la memoria. Una imagen que siempre la acompaña: “Me acordé de la foto en la que estaba en traje de baño y era gorda. Fue la primera imagen que se me apareció. Para mí y para muchas espectadoras quizá puede ser una especie de ejemplo a seguir: ver cómo una niña gorda llega ser Miss Israel. Si yo lo conseguí, cualquiera puede hacerlo” .

Noticia relacionada: Actrices gorditas combaten prejuicios en paños menores

Antes de lucir en las pasarelas, Maman creó en Facebook un grupo de apoyo a las chicas para superar la obesidad y la anorexia. Dos fenómenos que, más allá de sus efectos sociales, pueden ser peligrosos para la salud.

La joven nacida en Beer Sheva hace 18 años recoge así el relevo de Yityish Titi Aynaw, la primera etíope judía vencedora en el certamen de belleza en Israel. A punto de cumplir el servicio militar obligatorio en la Fuerza Aérea, su próximo gran examen es Miss Universo en Brasil. “Si viajo hasta allí no es sólo para quedar bien” , comenta Maman con ambición.

Satisfecha por vencer contra pronóstico y consciente que ahora, a diferencia de la pequeña Mor, será una de las invitadas más solicitadas en las fiestas. De momento, ya consiguió arrancar lágrimas de alegría de su madre, multiplicar sus seguidores en las redessociales y, en el camino, llevarse como premio un bonito auto.

 

Visto en El Mundo

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas